Cistitis en el embarazo: ¿Es peligrosa?

¿Existen riesgos para el bebé si tienes cistitis?

Laura D

La cistitis es una infección que afecta al aparato urinario, y que se define como la presencia de gérmenes (bacterias o virus) en la orina. Puedes tener cistitis por muchos motivos, por ejemplo, el acostumbrarte a aguantarte mucho las ganas de hacer pis o quedarte con un bañador mojado durante mucho tiempo.

La cistitis es un episodio relativamente frecuente durante el embarazo. En esta etapa de la vida, las defensas juegan un papel fundamental, y si estamos bajas de ellas es normal que tengamos menos facilidad para combatir esas bacterias. Pero, ¿es peligrosa la cistitis en el embarazo? Te contamos todo lo que deberías saber sobre esta infección. 

Síntomas más comunes de la cistitis

Es muy importante que aprendas a identificar cuáles son los síntomas más comunes de esta infección. De esta manera, podrás poner en marcha una solución a tiempo y acudir al médico si es necesario. 

- Sentirás dolores y ardores en la vejiga

- Escozor al orinar y necesidad de hacerlo a todas horas, aunque luego vayas al baño y el resultado sea que micciones muy poca cantidad.

- La orina tendrá un olor mucho más fuerte de lo normal, y su color también puede haber cambiado. 

 

Posibles riesgos de la cistitis en el embarazo

Como decíamos al principio, la cistitis es una infección muy común durante el embarazo ya que existen diversos motivos para que se de la infección. Por una parte, más de 2 tercios de las embarazadas tienen presencia de glucosa en la orina, pues el ph de esta cambia y facilita el crecimiento de bacterias en la zona.

Por otra parte, el aumento del tamaño del útero durante la gestación provoca que la vejiga se vuelva más pequeña, favoreciendo así la retención de orina. Es por ello que el riesgo de padecer cistitis aumenta considerablemente. 

Sin embargo, a pesar de que la cistitis es bastante común en el embarazo, mientras no haya una complicación no existe ningún riesgo para el bebé. En cualquier caso, ante la presencia de cualquier síntoma, es necesario acudir al médico y tratarla cuanto antes. ¿La razón? Si esperamos podría convertirse en una infección aguda, y entonces sí podría poner en riesgo tanto tu salud como la de tu bebé. 

¿Puedo prevenir la cistitis?

Si bien es cierto que es una infección que puede cogerse con facilidad (sobre todo si ya a has tenido una vez) y, además, puede venir provocada por muchas, sí existen ciertas pautas que podemos seguir para intentar prevenirla. Debes saber que si eres primeriza en el embarazo o tienes una edad por encima de la media las probabilidades de volver a sufrir una infección urinaria aumentan. 

Si estás embarazada, lo mejor será que te hagas análisis de orina de forma frecuente para controlar que todo va bien. También debes echar un vistazo a estos consejos que pueden ayudarte a reducir las posibilidades de sufrir cistitis:

+ Hidrátate bebiendo mucha agua.

+ Refuerza tu sistema de defensas con alimentos que contribuyan a ello.

+ Lávate con geles específicos (¡ojo! Que no aerosoles ni duchas vaginales) intentando mantener una buena higiene en la zona.

+ Cámbiate el bañador después de meterte en el mar o en la piscina. Tenerlo mojado durante mucho tiempo puede favorecer la aparición de infecciones.

+ Límpiate de adelante hacia atrás y nunca al revés. Si lo haces de atrás a adelante puedes provocar que lleves restos de excrementos hacia la vulva más del 70% de las infecciones urinarias provienen de esta causa.

+ No aguantes las ganas de orinar más de lo necesario.

+ Evitar el uso de salvaslips que favorecen la humedad y evitan la transpiración.

+ Intenta hacer pis después de tener relaciones sexuales.