Que nadie sepa dónde navegas en Internet en el trabajo

María José Roldán Prieto

El trabajo es el lugar donde más tiempo pasamos al cabo del día, incluso más que en nuestra propia casa o con nuestra familia. 8 horas de trabajo se han quedado en nada y es que parece que las horas se alargan y hasta que no se acaba todo lo que se tiene pendiente, llevar el trabajo a casa no es una opción viable. Pero claro, estar en el trabajo tantas horas hace que de vez en cuando nuestra mente vaya a otro lugar y queramos despejarnos mirando cosas en Internet, pero intentando parecer "que estamos trabajando".

Por ejemplo, ¿quién no se mete en Facebook, Twitter o Instagram en algún momento del día para estar conectado con los amigos aunque estés en plena jornada laboral? ¿Quién no pone el Whatsapp web en el ordenador para poder hablar con familiares y amigos sin tener que coger el móvil y parecer que mientras le preguntas a tu pareja sobre la cena estás trabajando de lo más concentrada? ¿Quién no mira lo nuevo que hay en Amazon en los black Friday? No lo niegues, tú también lo haces.

Que nadie sepa dónde navegas en tu horario laboral

Pero claro, no es buena idea que ni tus compañeros de trabajo ni tu jefe sepan dónde navegas en Internet en tus horas de trabajo, porque si lo descubren podrían llamarte la atención y a nadie le gusta que le de "un toque" el jefe. Así que lo mejor es que nadie sepa dónde navegas en Internet en el trabajo, y para conseguirlo... tendrás que seguir las siguientes recomendaciones.

- Borra el historial de navegación. Da igual el navegador que estés utilizando, busca la forma de borrar el historial y así nadie podrá saber dónde has estado navegando. Borra también todas tus contraseñas de las redes sociales o te puedes buscar un buen disgusto... Si navegas en Firefox o en Chrome tendrás la posibilidad de borrar el historial desde el momento que tú decidas, así será menos sospechoso que desde el ordenador de la oficina se haya borrado "todo" lo que había en búsquedas. Además, así podrás mantener tus búsquedas laborales.

- Usa tu propio ordenador. Otra manera de que nadie sepa dónde navegas en Internet en el trabajo es usando tu propio ordenador y utilizar el de la oficina únicamente para cosas puntuales. Nadie se atreverá mirar en la intimidad de tu ordenador personal a no ser que tú lo permitas.

- No navegues donde no toca. Quizá estés en una empresa que es bastante estricta, entonces quizá prefieras ahorrarte disgustos por mirar un par de minutos el Facebook. En este caso es mejor que uses el ordenador únicamente para trabajar y cuando quieras navegar libremente, lo hagas en tus descansos y a través de tu smartphone - pero ahorra datos... ¡y coge el wifi de la oficina! -.

Puedes leer más artículos similares a Que nadie sepa dónde navegas en Internet en el trabajo, en la categoría de Intimidad en Diario Femenino.