Insomnio en internautas: las redes sociales no me dejan dormir

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Antes de cerrar los ojos y dejarte acunar por Morfeo, echas un último vistazo a los comentarios de Twitter desde tu teléfono móvil. Cuando estás a punto de desconectar el aparato para dormir tranquilamente, te llega una notificación de amistad al Facebook. La curiosidad vence a tus ganas de dormir y descubres a un viejo amigo de la universidad con el que rápidamente te pones al día. O no tan rápidamente, porque ya te han dado las tantas y estás más despejada que a las seis de la tarde. Y es que las redes sociales no te dejan dormir.

Insomnio y nuevas tecnologías

No nos cansamos de repetir la importancia del ambiente que nos rodea para combatir el insomnio. Alejar del dormitorio televisores, ordenadores y teléfonos móviles es un paso fundamental para dormir bien. La dificultad está en que hemos asimilado estos aparatos a nuestra vida hasta el punto de casi fundirnos en ellos. No podemos vivir sin televisión, no podemos vivir sin ordenador, ni mucho menos sin teléfono móvil. Pero lo cierto que tampoco podemos dormir con ellos.

Tal vez nos estamos excediendo en el uso de las nuevas tecnologías. En lugar de hacer un uso productivo de ellas, que incluya ventajas para trabajar y para el tiempo de ocio, las hemos convertido en compañeras inseparables que acaban por robarnos horas de vida y, lo que es peor, horas de sueño. No pasa nada por dar las buenas noches a tus contactos de Facebook pero, ¿de verdad tienes que hacerlo justo en el momento en que te vas a dormir?

Los expertos alertan del aumento de los trastornos del sueño relacionados por las nuevas tecnologías. Y son las redes sociales quienes nos mantienen alerta hasta las tantas de la madrugada, atendiendo a unos, cotilleando a otros, desahogándonos con los demás. Las redes sociales se han convertido en uno de los principales enemigos del sueño, no solo por las horas que robamos al sueño mientras las utilizamos, sino que además, generan cierta ansiedad e impiden que liberemos la mente de preocupaciones. Si acaso, añadimos algunas más.

Redes sociales para no dormir

El común de los mortales estamos enganchados a las redes sociales, especialmente a Facebook y a Twitter, aunque el grado de adicción y dependencia varía. Un asunto sobre el que han corrido ríos de tinta y seguirán corriendo analizando el impacto que tiene esta actividad en todos los ámbitos de nuestra vida. Parece claro que lo que las redes sociales nos aportan por un lado, nos lo quitan por otro.

Los especialistas del sueño recomiendan desconectar de todo una hora antes de ir a dormir. Desconectar no se refiere solo a las obligaciones laborales, sino también a las "obligaciones" sociales. Porque parece de obligado cumplimiento entrar a alguna red social a ver qué es lo que está pasando. No queremos perdernos nada, ningún comentario, ninguna foto. Cuando lo único que debe importarnos a ciertas horas de la noche es lo que nos está pasando a nosotras. Es la hora de dormir y el mundo puede estallar, pero a nosotras nos encontrará descansadas.

Puedes leer más artículos similares a Insomnio en internautas: las redes sociales no me dejan dormir, en la categoría de Insomnio en Diario Femenino.