Insomnio y ordenador: una apuesta segura para no dormir

Laura Sánchez
Laura Sánchez Especialista en interpretación de sueños

El ordenador, lo mismo que ocurre con el smartphone, es casi una extensión de nuestro cuerpo. Usamos el ordenador para trabajar, para divertirnos, para ver películas y para chatear y entretenernos en las redes sociales. Todas estas actividades que nos hacen sentir tan bien es mejor dejarlas de lado a última hora de la noche, porque si nos llevamos el ordenador a la cama, es una apuesta segura para sufrir insomnio.

Qué es el insomnio tecnológico

Lo llaman insomnio tecnológico y se refiere a los trastornos del sueño que ocasiona el uso de ordenadores, televisores y teléfonos móviles estando ya en la cama. El ordenador hace que retrasemos la hora de irnos a dormir ¿Cuántas veces nos hemos quedado chateando en la cama con el portátil o la tablet hasta las "tantas"? A menos horas de sueño, menos descanso, pero también peor calidad del sueño.

La iluminación de la pantalla del ordenador no es la más adecuada para llamar al sueño, por no hablar de las actividades que realizamos en él, que si no es terminar un proyecto, es chatear con las amigas o directamente cotillear en el Facebook. Todas esas actividades generan un estrés que nos va a impedir dormir bien. Por mucho que los tiempos estén cambiando, por mucho que debamos adaptarnos a las nuevas tecnologías, vamos a seguir necesitando las mismas horas de sueño.

Y si hay algo que no cambia si queremos combatir el insomnio es que es necesario ir reduciendo la actividad a lo largo del día para prepararnos para dormir. Reducir la actividad, reducir la energía o reducir los estímulos, llámese como se quiera, pero es algo que hay que hacer de forma gradual durante todo el día para garantizar el ciclo del sueño.

Ordenador para no dormir

No podemos pretender dormir si nos llevamos el ordenador a la cama para terminar el trabajo atrasado, porque así no podemos desconectar y pensar en lo único en lo que debemos pensar a ciertas horas, que es descansar. Si ya es difícil alejar las preocupaciones de la cama, será imposible si nos llevamos el ordenador con nosotras y le seguimos dando vueltas al trabajo.

Como tampoco podremos dormir después de haber estado chateando con un tipo super interesante que acabamos de conocer en Internet porque, por supuesto, tendremos que contárselo a alguna amiga inmediatamente. Es algo que no puede esperar a mañana. Y al mismo tiempo estamos organizando con nuestras hermanas la comida del domingo. Tal vez la cama no es el lugar más apropiado para organizar ni gestionar nada.

Los expertos en la salud del sueño recomiendan desconectar de cualquier aparato tecnológico al menos una hora antes de acostarnos. ¿Difícil? Más difícil es afrontar un intenso día de trabajo totalmente agotadas por no haber pegado ojo.

Puedes leer más artículos similares a Insomnio y ordenador: una apuesta segura para no dormir, en la categoría de Insomnio en Diario Femenino.

Publicado:
Actualizado: