No puedo dormir: las diferentes causas de insomnio

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

No puedo dormir. Muchas veces no sabemos el motivo por el que no hemos podido pegar ojo en toda la noche, mientras que otras veces conocemos perfectamente la causa de nuestro insomnio. Enemigos del sueño hay muchos y variados, pero todos podemos combatirlos con los remedios adecuados. Y para conseguir el mejor tratamiento para el insomnio, primero hay que conocer las causas del insomnio.

Causas de insomnio

Es cierto que existe un tipo de insomnio, denominado insomnio primario cuyas causas se desconocen. Se trata de un tipo de insomnio puntual que no suele convertirse en crónico y que aparece por determinadas circunstancias de la vida. Pero en líneas generales, descubrir la causa de nuestro insomnio va a ser la base para mejorar nuestra calidad de sueño.

Causas físicas de insomnio

Algunas veces el insomnio viene motivado por determinadas enfermedades, así como los medicamentos que tomamos para tratarlas. Los problemas de tiroides, el asma, las enfermedades respiratorias y las dolencias cardiovasculares suelen estar relacionadas con las alteraciones del sueño.

Se trata de un insomnio que debemos tratar cuanto antes para no reducir nuestra calidad de vida y agravar el problema de salud. Ocurre lo mismo en el caso de la menopausia que, aunque no es una enfermedad, llega de la mano de muchos trastornos físicos que pueden verse agravados por el insomnio.

Causas psíquicas de insomnio

El estrés es uno de los principales desencadenantes de los problemas del sueño. A veces las preocupaciones diarias no nos dejan dormir bien, los nervios, la inseguridad o el miedo. Generalmente se trata de épocas en la que nos parece haber perdido el control de nuestra propia vida y, por la tanto, ni siquiera controlamos nuestro sueño.

Si bien todos pasamos por temporadas de más estrés, cuando el insomnio se convierte en crónico, tal vez haya que buscar la causa dentro de los trastornos emocionales. El trastorno de estrés postraumático, la ansiedad generalizada y la depresión, son las principales causas psicológicas de las alteraciones del sueño.

Causas externas de insomnio

El ruido o la contaminación acústica puede favorecer la aparición del insomnio. La circulación de los coches en ciudades grandes o vivir al lado de una estación de tren o incluso de un aeropuerto puede alterar nuestro ciclo de sueño. También unos vecinos ruidosos o unas obras interminables son motivo de insomnio.

Se consideran también causas externas de insomnio los cambios en el horario, como por ejemplo, trabajar a turnos, pero también el propio entorno donde dormimos, como tener una cama incómoda o acostarnos con demasiado frío o demasiado calor. Hasta los ronquidos de nuestra pareja se consideran causa externa de insomnio.

Puedes leer más artículos similares a No puedo dormir: las diferentes causas de insomnio, en la categoría de Insomnio en Diario Femenino.