Mujer trabajadora: por qué no debes dejar que nadie te pise

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

En teoría todas queremos dar lo mejor de nosotras mismas en el trabajo. Por ley tenemos las mismas oportunidades que los hombres para desarrollarnos en nuestra carrera profesional. Pero la realidad es que la desigualdad de género existe, así como la discriminación por ser mujer. No debes dejar que nadie te pise ni en el trabajo ni en la vida.

Cuando intentan pisar a la mujer trabajadora

Estás tan capacitada como el que más para desarrollar tu profesión y seguramente quieres realizarte a través de tu trabajo. Pero a esta alturas ya habrás comprobado que los obstáculos a los que te enfrentas para triunfar en tu trabajo son mayores y distintos de esos obstáculos a los que se enfrentan los hombres.

Preguntas indiscretas, bromas sobre tu vida íntima, comentarios machistas y, especialmente, observaciones que ponen en duda tu profesionalidad son piedras que se colocan exclusivamente en el camino de las mujeres que están intentando hacer su trabajo y hacerlo bien. Es hora de parar, no dejes que nadie te pise.

Las reacciones por tu parte dependen mucho de tu personalidad. Cuando alguien intenta pisarte o frenarte en tu trabajo puedes contestar airadamente, puedes utilizar el sarcasmo o puedes, simplemente darte la vuelta e ignorar. Tus logros hablarán por ti antes o después, seguramente después que cualquiera de los logros de tus compañeros hombres. Pero hazte ver.

No tienes por qué ser complaciente, no tienes por qué ser sonriente, no tienes por qué ser condescendiente. Solo tienes que poner en práctica todas esas cualidades que tienes y actuar segura de ti misma, como la mujer empoderada que eres, como esa mujer que sabe lo que vale y que vale mucho más que cualquiera de esas personas que intentan frenarte en tu carrera.

Puedes leer más artículos similares a Mujer trabajadora: por qué no debes dejar que nadie te pise, en la categoría de Mundo laboral en Diario Femenino.