Cómo responder ante las preguntas machistas en el trabajo

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Tú lo único que quieres es dar lo mejor de ti misma en el trabajo, trabajar con profesionalidad y cumplir con tus responsabilidades, pero no te lo ponen fácil, ¿verdad? Y no te lo ponen fácil precisamente porque eres mujer. Estamos debatiendo cómo responder ante las preguntas machistas en el trabajo.

Cómo reaccionar ante el machismo laboral

Te puede pillar desprevenida porque estás concentrada haciendo tu trabajo lo mejor que sabes. Y de pronto un compañero, tu jefe o alguien que pasaba por allí te suelta algún comentario machista. La duda es si dejas de hacer lo que estás haciendo para contestarle o directamente le ignoras y sigues haciendo tu trabajo.

El machismo está por todas partes, también en el trabajo. Y esos comportamientos machistas se observan desde la primera toma de contacto con la entrevista de trabajo donde te preguntan por el tema de los hijos, que si los tienes o que si los vas a tener en un futuro próximo. Y tú que has acudido a la entrevista con tu currículum pero sin tu bola de cristal.

El día a día en el trabajo tampoco está exento de preguntas machistas, unas preguntas indiscretas que pueden superar en estupidez a las que te hacen en esas bodas a las que acudes sin pareja. Compañeros de trabajo que te preguntan por tu vida sentimental como si toda tu vida girara alrededor de vivir en pareja o estar soltera. Y tú siendo feliz con tu propia vida.

Comentarios sobre la ropa que llevas a trabajar, sobre tu peso, si te maquillas poco o mucho, todos ellos de una relevancia tal para cumplir con tus funciones que llegas a cuestionarte cuáles son tus funciones. No lo dudes, en el momento en que esas preguntas empiecen a dejar pasar la duda y la inseguridad, regálales una mueca sarcástica y pregunta tú, pregúntales si no tienen nada mejor que hacer.