Sérum para una piel perfecta: tipos de sérum según necesidades

Serum para una piel perfecta: tipos de sérum según necesidades

Siempre pendientes de mejorar el estado de la piel utilizamos una gran variedad de productos cosméticos, pero no siempre elegimos los que necesitamos y no siempre elegimos el cosmético adecuado a nuestro tipo de piel.

Si en algún momento notamos cómo la piel del rostro ha perdido elasticidad, nos encontramos con manchas en la piel o la notamos más tirante y con las líneas de expresión acentuadas, es posible que necesitemos un cuidado extra para nuestro rostro. Y nada mejor para mejorar la piel del rostro que un buen sérum.

Qué es el sérum y cómo actúa


Aunque también hay sérum para el pelo, el sérum facial es el cosmético estrella reconvertido en el mejor aliado de tu piel. Se trata de un concentrado de activos que mejora visiblemente tu rostro tratando tu piel desde las capas más profundas.

Aunque hay diferentes tipos de sérum que inciden en diferentes necesidades de la piel, los sérum se caracterizan por su fórmula de activos muy concentrados, lo que hace que sus efectos beneficiosos sean visibles a corto plazo. Aunque también esa alta concentración de activos, mucho más que en las cremas normales, hace que su precio sea más elevado que el de una crema de tratamiento.

El sérum actúa sobre las capas más profundas de la piel, se absorbe rápidamente y tiene una textura no grasa para poder aplicar sobre él la crema habitual. En todo caso deberá aplicarse sobre la piel limpia para potenciar su eficacia. Y en contra de lo que piensa mucha gente, el sérum no es únicamente un producto antiedad, por lo que su uso está recomendado tanto para las pieles maduras como para las más jóvenes.

Tipos y propiedades del sérum


Los diferentes tipos de sérum se adaptan perfectamente a las necesidades de cada piel. Así que la mejor forma de escoger el sérum adecuado es estudiar el estado de tu piel. En el mercado puedes encontrar sérum de todo tipo: los hay regeneradores para reparar la piel, los hay alisantes con un efecto más potente que el de las cremas antiarrugas, los hay hidratantes para combatir la sequedad de la piel y los hay revitalizantes para iluminar el rostro.

También puedes encontrar sérum remodeladores para evitar la flacidez y algunos son muy eficaces contra las manchas y contra las rojeces. Como podemos ver, existe un sérum para cada problema facial, pero en el caso de que necesites una mejora general de la piel del rostro, también puedes encontrar tu sérum de acción global con el que conseguirás una piel más lisa, aterciopelada, radiante, luminosa e hidratada. ¿Se puede pedir más?

En cualquier caso, teniendo en cuenta los beneficios que te puede aportar la utilización diaria de un sérum adecuado a tu tipo de piel, te aconsejamos que no te asuste su elevado precio, porque la verdad es que sólo se necesita una pequeña cantidad de producto para notar rápidamente sus efectos en el rostro. Sigue en todo momento las recomendaciones del fabricante y no te olvides de que el sérum tiene que aplicarse con la piel limpia.

Laura Sánchez  •  jueves, 18 de octubre de 2012

DF Temas

1 comentarios

Avatar

  • Martha
    Martha

    07/05/2015 23:43

    Personalmente me encanta Monsia! :D

    Valorar
    Responder

Página: 1 de 1 (1 Elementos)

DF Fotos

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

x