Cómo conservar el perejil: una guía básica para mantenerlo fresco

Con estos trucos, el perejil te durará muchísimo más tiempo sin estropearse

L.D

Cómo conservar el perejil fresco

El perejil es una planta herbácea muy utilizada en nuestros platos ya que permite una gran cantidad de usos y aplicaciones. Una cosa está clara: el perejil debe estar presente en nuestra cocina sí o sí. ¿Quién no lo ha empleado alguna vez como condimento para darle más sabor a sus recetas?

Eso sí, si eres tan fan del perejil como nosotras, debes tener en cuenta que siempre es mejor utilizar el perejil natural que el picado y seco. Por eso, si vas al supermercado a comprar un manojo de perejil, a la hora de elegirlo, escoge uno que no tenga manchas marrones u hojas feas. Opta por aquel que veas con un color verde más intenso. Eso te garantizará que el perejil te dure algo más de tiempo en casa sin estropearse

De todas formas, tras comprarlo, si no quieres que se eche a perder antes de que puedas llegar a utilizarlo (y no hace falta que te pongas a cocinar con él como una loca) echa un vistazo a las múltiples formas que existen para conservar el perejil. Desde Diario Femenino te proponemos una guía básica para mantenerlo fresco y delicioso. ¿Te la vas a perder? ¡Apunta, apunta!

Los grandes beneficios del perejil 

Aunque parezca un mero complemento, lo cierto es que el perejil cuenta con multitud de beneficios para nuestro organismo, ¿lo sabías? Por ejemplo, es una preventivo de las gripes y la anemia y mejora la salud de la piel por la gran cantidad de antioxidantes y vitaminas que posee. Es perfecto para fortalecer el sistema inmunológico y, además, ayuda con otro tipo de patologías o problemas de salud como la retención de líquidos, la hipertensión, las infecciones urinarias y la digestión gracias a su alto contenido en fibra y a sus propiedades diuréticas.

Con todas esas propiedades, ¿cómo no vamos a querer introducir el perejil en nuestros platos?

Trucos para conservar el perejil fresco

Entre dos semanas y meses. Este es el tiempo que podrá aguantarte fresco el perejil si pones en práctica estas técnicas que vamos a contarte. ¿Te animas a alargar la vida del perejil para aprovechar sus beneficios y aplicaciones durante mucho más tiempo? ¡Toma nota!

+ Con papel

Este método no te llevará demasiado esfuerzo y te permitirá conservar el perejil durante algo más de tiempo. Se trata de que cojas un recipiente de plástico y pongas en él una capa de papel absorbente. Tras haber lavado y secado bien el perejil, colócalo y vuelve a poner una o dos capas de papel encima. Después, solo tendrás que cerrar el envase y dejar que el papel vaya absorbiendo la humedad que el perejil va soltando. ¡Listo! Verás como con este truco podrás disfrutar tranquilamente del perejil sin que se estropee. 

+ Pícalo

Si la idea es utilizar el perejil picado en tus platos, entonces puedes hacerlo desde el principio. Para conservarlo de esta manera, tendrás que cortar los tallos y picarlo todo al tamaño que quieras. Tras esto, elige un envase de cristal y mételo dentro asegurándote de que está bien cerrado.

+ Congélalo

Si tu objetivo es mantener el perejil guardado durante meses, entonces te recomendamos la técnica de la congelación. Pica el perejil y mételo en una cubitera de hielo. Aunque también puedes usar bolsas de congelación si lo prefieres, la hielera te permitirá ir sacando dosis pequeñas cuando las necesites. Mételo al congelador y deja que se endurezcan. Después (cuando más te apetezca) solo tendrás que sacar la cantidad que vayas a utilizar para tus recetas, dejar que se descongele, escurrirlo, secarlo y ¡a disfrutar!

+ Deshidrátalo

Si en lugar de tener perejil fresco quieres conservar una parte seca, tienes dos alternativas. La primera es deshidratarlo en el horno, con calor residual, tras haberlo calentado a 50º. La segunda es dejarlo en la nevera durante varios días. Eso sí, recuerda lavarlo antes de llevar a cabo cualquiera de las dos opciones.

+ En aceite

Lava el perejil muy bien y elimina las hojas que estén feas, también recorta los tallos un poco. Después, introdúcelo en un bote con aceite para conservarlo. Además de conseguir que el perejil dure más tiempo, podrás aprovechar ese aceite, el cual se quedará impregnado de un rico sabor, para utilizarlo en cualquiera de tus platos.

Y ahora que ya sabes cómo conservar el perejil fresco, solo te queda prepararte un rico plato con él. Y mientras lo haces puedes seguir leyendo otros trucos de cocina. ¡No dejes que ningún alimento se te resista!