La manera más segura de descongelar alimentos

Carne y pescado requieren unos cuidados especiales

Lidia Nieto

 La manera más segura de descongelar alimentos

Descongelar alimentos de manera correcta no siempre es fácil porque las prisas por consumir un producto hace que hagamos cosas como meter esos alimentos que queremos consumir debajo de grifo del agua caliente para acelerar el proceso. Otra situación que quizás te resulte familiar es descongelar la carne dejándola en la encimera de la cocina y sin pasar por el frigorífico.

Si te preguntásemos si estos métodos de descongelación de alimentos son los más adecuados, ¿qué nos dirías? Efectivamente, no son los mejores ni los más seguros y pueden ocasionar enfermedades en los mismos. Y es que cuando un alimento inicia un proceso de descongelación y empieza a calentarse a más de 4 grados se corre el riesgo de que cualquier bacteria que pudiera estar presente en dicho alimento o en el paquete comience a multipliarse. 

Formas seguras de descongelar alimentos

La regla básica para descongelar alimentos de manera correcta es programar con tiempo lo que vamos a comer. No podemos esperar soluciones mágicas si lo que queremos es que los alimentos estén en buen estado y no tener ningún tipo de complicación para nuestra salud. Lo mejor, para que no haya un contraste fuerte de temperaturas, es descongelar los alimentos en el frigorífico, pero existen otras dos opciones más: el microondas y el agua fría. 

+ Descongelar alimentos en el frigorifico

Este proceso es largo pero seguro, por eso insistimos tanto en la organización y planificación de las comidas para una correcta descongelación descongelar alimentos de los alimentos. La media está alrededor de unas 24 horas. Entre los consejos para poder reducir el tiempo de descongelación está el de colocar el producto en la zona menos fría de la nevera. También es importante saber que, en principio, una vez descongelado ese alimento se podría volver a congelar sin pasar por la sartén o la cazuela, pero este podría perder propiedades. Por último, la carne o pescado pueden estar en el frigorífico durante tres o cuatro días más antes de cocinarse. 

+ Descongelar alimentos en el agua fría

Sin duda un método más rápido que el anterior, pero con el que debemos de tener más cuidado. Para realizar una correcta descongelación, el alimento debe introducirse en una bolsa que esté bien cerrada y que no permita la entrada de aire (transmisor de algún tipo de bacterias). Colocaremos nuestro producto en un recipiente de agua bien fría y lo iremos cambiando cada media hora. En función del peso de la carne o el pescado, así será el tiempo que tardaremos en descongelarlo. Por ejemplo, un pollo de unos 5 kilos puede prolongarse hasta tres horas. 

+ Descongelar alimentos en el microondas

Los alimentos que se descongelan en el microondas deben ser consumidos inmediatamente, ya que al iniciar este proceso puede ocurrir que ciertas partes de ese producto se haya empezado a hacer. Por contra, ¿quién no ha descongelado un poco de pollo, lo ha hecho en salsa y después las sobras las ha vuelto a congelar? Siempre y cuando sea así, no hay ningún tipo de riesgo. 

Cómo descongelar pescado correctamente 

Independiente del metodo que utilices, cuando descongeles pescado debes de tener en cuenta ciertos aspectos. Comprueba que el aspecto es casi el mismo que cuando lo compraste fresco, también que no desprende ningún olor raro y que no tiene ningún tipo de manchas.

Por otro lado, revisa que se haya descongelado en su totalidad porque suele ser muy común que los bordes estén ya descongelados mientras que siga habiendo algo de hielo en el corazón del mismo. Y, a su vez, cuando ya creas que esté listo, colócalo debajo del grifo del agua para quitarle los restos de cristales de hielo que pueda tener y sécalo con un poco de papel. 

Por último, no toques el pescado cuando está en pleno proceso de descongelación y cocínalo con recetas concretas para pescado congelado  y así conseguir un mejor resultado final. 

Cómo descongelar carne sin miedo a que se estropee

Una vez que has iniciado el proceso de descongelación de la carne, puedes comprobar de vez en cuando en qué momento está e intentar dividir los trozos para que se acelere todo. 

Coloca la carne en un plato de cristal (evita los de plástico) y pon encima un poco de papel de aluminio o de papel fino de plástico. También es recomendable no congelar la carne de golpe, sino hacerlo en pequeños paquetes para que, en un futuro, esta acción te lleve menos tiempo. 

Y, recuerda, nunca descongeles un alimento a temperatura ambiente porque puedes convertir ese alimento que esperas cocinar en un cultivo de bacterias.