Sanos pero muy calóricos, ¿de qué alimentos hablamos?

Conoce todos los alimentos sanos pero muy calóricos que debes consumir en su justa medida

Beatriz Martínez

Hoy te damos a conocer la lista de alimentos sanos pero muy calóricos que deben ser consumidos con cierta moderación, porque tenemos la creencia de que cuantos más se consuman mejor nos sentarán, pero nada más lejos de la realidad.

 Alimentos sanos, pero calóricos  

+ Los frutos secos. Los frutos secos son indicados para aumentar de peso, por lo que deben ser tomados con moderación si no se quiere ganar unos kilos de más. Entre los frutos secos sanos pero altos en calorías cabe destacar las nueces, los piñones, los cacahuetes, los pistachos y las almendras. Son fuente excelente de calcio y potasio, pero a la vez son ricos en grasas.

+ Los frutos deshidratados también deben tomarse en pequeñas cantidades, tales como las pasas y los orejones, al dejar de ser fruta fresca, aumentan en calorías.

+ Chocolate. Seguro que ya te imaginabas que este alimento tan rico iba a estar en la lista de los sanos pero altos en calorías. El chocolate, en especial el negro, es fuente de antioxidantes a la vez que nos proporciona fósforo y potasio; sim embargo ten en cuenta que debes tomarlo tan solo una o dos veces a la semana.

+ Miel. Si te gusta usar la miel como condimento de ensaladas y yogures, ten cuidado porque su alto contenido de azúcar hace que sea un alimento sano pero calórico.

+ Las semillas. Son una fuente idónea de grasas insaturadas, así como de calcio y potasio. No obstante, su consumo en exceso puede hacerte ganar peso. Lo más adecuado es tomarlas en pequeñas cantidades y siempre acompañadas de otros alimentos de menos calorías.

+ Las frutas. ¿Sorprendida al saber que las frutas también se incluyen en esta categoría? Tranquila, no es que las frutas sean muy calóricas, lo único que te puede aportar un extra de calorías es consumir varias piezas de una vez. Por ejemplo, cenar solo fruta o tomar a diario batidos de frutas puede hacer que aumentes de peso rápidamente.

+ Aguacate. Mención especial merece el aguacate, tan incluido en la dieta mediterránea debido a sus ácidos grasos saludables, pero que aporta alrededor de 200 calorías por cada 100 gramos. Te recomendamos que lo tomes en porciones adecuadas para no ingerir calorías de más.

+ Hummus. Bien sabrás que el hummus es una pasta hecha a base de garbanzos, los cuales tiene muchas propiedades beneficiosas para la salud como cualquier otra legumbre; lo que es posible que no sepas es que debido al aliño que lleva, las calorías aumentan de forma considerable, más aún si lo consumes en panes tipo pita.

+ Quinoa. Al igual que ocurre con el hummus, sucede con la quinoa, un cereal rico en hierro del que es mejor tomar tan solo una taza al día, mejor aún si se consume con carne o pescado.

+ Vino tinto. Tomar un vaso al día es una forma excelente de reducir el riesgo de sufrir enfermedades del corazón, a la vez que un valioso recurso para rejuvenecer la piel. Si sobrepasas esta cantidad, tan solo conseguirás ganar peso.  

Puedes leer más artículos similares a Sanos pero muy calóricos, ¿de qué alimentos hablamos?, en la categoría de Salud en Diario Femenino.