Receta casera de mazapán para celíacos: ¡Bye, bye gluten!

Disfruta de este dulce tan navideño con toda la familia

Laura D

 Aprende a hacer mazapán sin gluten

Si pensamos en postres tradicionales navideños entre ellos no pueden faltar los turrones y los mazapanes. ¡Es totalmente imposible imaginarse una Navidad sin estos deliciosos manjares encima de la mesa! 

Seguro que muchos de tus recuerdos van ligados a esos momentos en Navidad rodeada de tu familia riendo, cantando villancicos y comiendo dulces pero, ¿qué pasa si contamos con un amigo o familiar celíaco? ¿Qué ponemos, en ese caso, en la mesa? ¿Qué menú podemos elaborar?

Por suerte, tenemos una solución sencilla para ti en forma de receta. Te vamos a enseñar a hacer paso a paso un mazapán para celíacos, ¡libre de gluten! Con ellos saldrás ganando en dos pasos: tendrás elaboraciones hechas por ti misma (eso siempre triunfa en una cena) y, por otra, ¡podrán comerlos todos los invitados! Incluidos los celíacos y los intolerantes al gluten. ¡Perfecto! ¿Te animas a hacerlos? 

Receta de mazapán sin gluten: ¡delicioso! 

¿Preparada para chuparte los dedos? Ponte el delantal, colócate delante de los fogones y ¡manos a la obra!

¿Qué ingredientes necesitas para elaborar el mazapán para celíacos?

+ 300 g de almendra molida

+ Un tercio de vaso de agua

+ 300 g de azúcar

+ Media cucharadita de canela

+ Ralladura de medio limón

+ 1 huevo

Mazapán para celíacos paso a paso

¿Cómo se elabora paso a paso?

1 En este primer paso, echaremos en un cazo los 300 gramos de azúcar y el agua. Calentaremos a fuego medio sin dejar de remover hasta que veamos que empieza a coger un color y textura almíbar. A continuación, echaremos la canela (y una pizca de ralladura de limón).

2 Cuando veamos que el almíbar está hecho, añadiremos entones la almendra molida (que hemos podido moler nosotros previamente. Solo debemos tostar las almendras y triturarlas bien) y moveremos la mezcla hasta que esté todo bien integrado. Después, dejaremos reposar hasta que se enfríe. 

3 En este paso es muy importante que la mezcla esté bien fría. Amasaremos con las manos la mezcla e iremos dejando que las almendras expulsen el aceite hasta que la masa quede bien compacta. ¡Cuidado! Si no realizamos bien este paso, es posible que en los posteriores la masa se nos esparza y el resultado no sea el esperado, por lo que dedícale tu tiempo a amasar bien y expulsar todo el aceite.

4 Cuando esté hecho, dales la forma que más te guste. Aunque lo más fácil es hacer bolitas, cuadrados o meterlas en un molde de silicona, lo divertido será darles una forma libre para que cada uno sea diferente. (ya sabes que los mazapanes se caracterizan por formas divertidas así que ¡deja volar tu imaginación!). Cuando tengas listas las figuras, cúbrelas con papel film de cocina y mételas en la nevera durante un día.

5 Al día siguiente, tendremos que precalentar el horno a 180ºC, sacar el mazapán de la nevera, quitar el papel film y colocarlo en una bandeja de horno con papel (para que no se peguen). Pintaremos por la parte superior con la yema batida de un huevo y meteremos al horno durante unos minutos (aproximadamente 10 minutos aunque es mejor que estés atenta a partir de los 6 minutos para sacarlos en el punto que más te guste). Estarán listos cuando tengan una fina capa brillante y doradita por la parte de arriba.

6 Cuando veas que están tostados, sácalos y déjalos enfriar. Después solo te quedará disfrutar de este postre tan navideño con los celíacos e intolerantes al gluten sin preocupaciones. ¡Os vais a chupar los dedos y querréis repetir!

¿Y tú? ¿Ya estás preparada para disfrutar de la Navidad sin restricciones? Si te encanta el mazapán, también puedes echar un vistazo a nuestra receta de mazapán sin azúcar. Y si eres más de turrón,  también tenemos para ti una riquísima receta de turrón sin gluten. ¡Ñam, ñam!