Crudiveganismo: en qué consiste y alimentos permitidos

El crudiveganismo supone una unión entre los vegetarianos más estrictos y los crudívoros, es decir aquellos que no admiten en su alimentación ningún alimento cocinado. No se trata de una dieta, sino de un estilo de vida basado en fuertes convicciones éticas y de salud.

El crudiveganismo va tomando fuerza en un mundo en el que la tendencia es un acercamiento a lo natural para llegar a alcanzar el tan ansiado equilibrio físico y espiritual.

En qué consiste el crudiveganismo

La alimentación cruda consiste en ingerir alimentos naturales sin aditivos artificiales y que no se expongan a una temperatura superior a la que produce el sol. Se vincula con la llamada "alimentación viva".

En realidad consiste en recuperar de la naturaleza aquello que necesitamos pero sin perjudicarla ni producirle daños. Aunque no todos los crudívoros son vegetarianos, por lo que algunos incluyen carne cruda y pescado en su alimentación, los crudiveganos en concreto, proceden del ámbito del vegetarianismo más estricto.

Quienes siguen esta forma de vida afirman que su peculiar alimentación les proporciona todos los nutrientes necesarios y pasado un tiempo notan una considerable mejoría en su salud. Algunas celebrities, siempre en busca de las últimas tendencias, bien sea de moda, de alimentación o de forma de vida, se han apuntado ya a esta corriente crudivegana. Natalie Portman, Uma Thurman y Demi Moore son algunas de las que han probado ya esta forma de alimentación que se basa en consumir alimentos crudos.

Qué comen los crudiveganos

Excluido cualquier producto de origen animal, ni carne, ni pescado, ni huevos, ni lácteos... la alimentación se reduce a todo aquello que provenga del mundo vegetal: vegetales de hoja verde, hortalizas, frutas, verduras, germinados, semillas y frutos secos. Quedan eliminadas de esta dieta las patatas y las berenjenas por su toxicidad en estado crudo.

Con esta lista de alimentos permitidos, los nutricionistas alertan de las carencias nutritivas que supone este tipo de alimentación, y los amantes de la buena cocina se aterran ante la escasa variedad de platos que se pueden preparar. Sin embargo, los crudiveganos tienen respuesta para ellos. Afirman que en el mundo vegetal se encuentran todas las vitaminas, minerales, aminoácidos y oligoelementos que necesita nuestro organismo, y que los beneficios de seguir esta alimentación son visibles en la salud así como en el estado de ánimo. Respecto a la variedad y a la creatividad de los menús, remiten a los novedosos restaurantes que están empezando a proliferar en las grandes ciudades y que atraen a un número creciente de clientes.

Espárragos, brócoli, apio, cebolla, diente de león, aloe vera, germinados de legumbres o semillas de sésamo. Son algunos de los productos más utilizados en la alimentación crudivegana que no permite la cocción de los alimentos pero sí otras formas de procesarlos como por ejemplo, batirlos o licuarlos.

Entendemos que no tiene que ser fácil el paso del café con leche para desayunar a un licuado de espinacas, zanahoria y plátano, pero si lo que quieres es un reencuentro con la naturaleza en su estado más puro, parece que tu camino es el del crudiveganismo. En cualquier caso, conviene recordar que la Organización Mundial de la Salud no considera el crudiveganismo como una opción saludable de alimentación, así que recomendamos precaución si te vas a inclinar por esta forma de vida.

Laura Sánchez  •  jueves, 16 de agosto de 2012

DF Temas

0 comentarios

Avatar

DF Fotos

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

x