Consejos de especialista para afrontar y superar un divorcio

Una psicóloga nos cuenta qué hacer ante una separación para no sufrir

Patricia Barato Salvador

Un divorcio no es algo fácil de asimilar. Cuando una pareja empieza una relación lo hace con tantas ganas y tanta fuerza que en su mente no cabe la posibilidad de separarse nunca jamás en sus vidas. Sin embargo, esto no siempre ocurre y a veces, por unas razones o por otras, el amor se termina incluso antes de lo esperado.

¿Y ahora qué? Te estarás preguntando si estás pasando por esta situación… Lo primero que debes hacer es estar tranquila, pues el primer paso ya lo has dado: has admitido que quieres divorciarte de tu novio/a. Lo segundo es hacer caso a estos consejos de especialista para afrontar y superar un divorcio que nos da la psicóloga clínica Patricia Barato Salvador. ¡Vamos a verlo! 

La diferencia fundamental entre separación y divorcio

Antes de atender a los consejos que la psicóloga nos da sobre afrontar un divorcio de la mejor manera posible, debemos aprender muy bien la diferencia que existe entre separación y divorcio. Porque, aunque a priori pueda parecer que es lo mismo, esto no es así. 

En primer lugar, la separación no pone fin al matrimonio pero el divorcio sí. El divorcio se obtiene mediante una sentencia legal en la que hay un cese de la convivencia de los cónyuges, se liquida el régimen económico, se establece el tipo de custodia o régimen de visitas si se tienen hijos, se pierde el derecho de legítima y de herencia en caso de fallecer uno de los excónyuges… Y un largo etcétera. Por eso, la única diferencia que existe es que en la separación la pareja sigue casada y no puede volver a pasar por el altar. ¿La recomendación? Si existen dudas sobre divorciarse o no, lo mejor es optar por esta separación antes que por un divorcio. 

Los problemas emocionales en el divorcio: ¿cómo afrontarlos? 

Problemas como la ansiedad y la depresión son bastante frecuentes en un proceso de divorcio. Hay personas que lo pasan tan mal que no pueden seguir con su vida y, en estos casos, lo mejor es acudir a un profesional para que pueda atender a la sintomatología. Cuando el estado de ánimo es muy bajo se recomienda que la persona no se ponga a repasar mentalmente todo lo negativo que está viviendo: al quedarse sola en casa, comienza a pensar en qué pasará ahora y cómo será su vida después de tanto tiempo al lado de esa persona. Estos pensamientos solo hacen que empeore la situación, incluso se pueden generar unos síntomas de depresión muy intensos con los que el cuerpo se sentirá cada vez peor.

Debes tener algo muy claro: no sabemos qué pasará en el futuro, pero lo que está claro es que lo que hagamos ahora va a determinar cómo nos sintamos después. Por eso hay que mantener ciertas actividades, no abandonar el ocio, apoyarnos en las personas cercanas y en la gente que nos quiere… Todo ello es fundamental. 

Es habitual que en este proceso de divorcio o separación aparezca la ansiedad ante la incertidumbre y preocupación que esto genera. Es entonces cuando será el momento de aplicar estrategias de relajación, como la respiración diafragmática, pues la relajación viene fenomenal en estas circunstancias. Una pequeña recomendación es buscar algunos instantes a lo largo del día en los que estés más que tranquila, sin hacer nada, y te centres solamente en tu respiración. Sin pensar en nada, con la mente en blanco, vas a aprender a controlar todos los síntomas que puedan aparecer a raíz de los problemas psicológicos. 

¿Cuánto tiempo se puede tardar en superar un divorcio? 

Lo cierto es que, a día de hoy, nadie ha podido determinar el tiempo exacto que tardan las personas en superar un divorcio o una separación, pues cada proceso es todo un mundo. En general, la mayoría de los estudios apunta a que el tiempo que se tarda en esta superación varía de meses hasta años

Algo que sí se puede determinar es cómo es este proceso, emocionalmente hablando. Y es que cuando se rompe un matrimonio se pasa por una serie de fases parecidas a las de un duelo. En primer lugar conoceremos la etapa de la negación en la que no nos podremos creer lo que está ocurriendo, después podremos tener una fase de enfado o de ira hacia la otra persona, culpando de todo lo que está ocurriendo. Además, podremos pasar por una fase de negociación en la que querremos volver con nuestra pareja, pero pronto se verá la obviedad de la situación y hay quienes pueden estar muy tristes o incluso deprimirse. ¡Pero tranquila! La última fase es la conocida como la de aceptación, y es un momento clave para asumir lo que está ocurriendo, mirar hacia el futuro y recuperar la vida. 

Es importante añadir que estas fases no son lineales y que no tienes porqué pasar por todas ellas. Puede que solo vivas una, que pases por dos o incluso por ninguna, pues el proceso es totalmente diferente en cada persona. Eso sí, la duración nunca se podrá determinar. 

Cómo afrontar un divorcio con una situación económica complicada 

Puede darse el caso o la situación que una pareja quiera divorciarse pero tienen pocos recursos económicos para hacerlo. ¿Siguen juntos a pesar de ello? La especialista apunta que es una situación delicada, pues si se trata de una separación amistosa puede resultar bastante sencillo de hacer porque se podría realizar una separación informal y, más tarde, hacer todo el papeleo. 

Sin embargo no siempre ocurre así y en la mayoría de las ocasiones el divorcio resulta conflictivo. Es en estos casos cuando hay que cuidar muy bien toda acción que hagamos, pues se puede volver en nuestra contra al tomarse en cuenta para la sentencia judicial. Por ejemplo, si nos vamos de casa puede ser tomado como un abandono del hogar. En estos casos lo mejor es ponerse en manos de un abogado, que puede ser de oficio, y que sea él/ella quien mejor te asesore de la situación

Puedes leer más artículos similares a Consejos de especialista para afrontar y superar un divorcio, en la categoría de Divorcio en Diario Femenino.