Deprimida tras el divorcio: gestiona tu libertad sin caer en la depresión

¿Cómo superar una ruptura matrimonial y comenzar una nueva vida?

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Preparaste tu boda con toda la ilusión del mundo, trataste de cuidar tu relación de pareja, formaste una familia con esfuerzo pero con toda la felicidad y aún así no ha funcionado. Cuando el matrimonio está roto, cuando ya no hay amor, sólo queda una alternativa y es el divorcio.

Los motivos de ruptura son variados, algunos de ellos incluso traumáticos. Y en el mejor de los casos, esos casos en los que el divorcio se realiza de "forma amistosa" o "de mutuo acuerdo", supone un difícil trago para toda la familia. Por eso, es muy frecuente que muchas personas lleguen a sufrir una depresión después de un divorcio. En Diario Femenino te orientamos para que aprendas a gestionar tu libertad.

¿Es normal la depresión por divorcio?

Ante todo queremos recordar que la depresión no se elige y que no hay una escala de motivos válidos o no válidos para sufrir un trastorno depresivo. Una separación, una ruptura de pareja, un desengaño amoroso y, por supuesto, un divorcio, pueden llegar a ser causa de depresión. Aclaramos esto porque muchas personas (que nunca han sufrido una depresión) tienden a infravalorar este motivo amoroso.

La incomprensión de los demás sobre tu estado psíquico tras el divorcio puede hundirte aún más en el pozo de la depresión. Porque además de tener que tratar con la enfermedad en sí, tienes que tratar con un divorcio y con el reproche de la gente sobre tu supuesta debilidad. ¿Cómo vas a tener depresión por un divorcio? ¡Menuda tontería!, piensan. Y eso te hace sentir culpable.

Conviene aclarar que no es necesario que te ocurra una tragedia en la vida para sufrir una depresión. Que no eres más o menos fuerte si la depresión te encuentra por motivos sentimentales o incluso por motivos que desconoces. Y que los demás aquí no tienen nada que opinar porque se trata de tu salud mental. Así que no escuches a nadie más que a tu psicólogo, tan solo acepta y agradece las manos tendidas, no los consejos.

Por qué puedes sufrir depresión tras el divorcio

Una vez aclarado esto, también podemos adentrarnos en los motivos por los que sí es posible sufrir una depresión tras el divorcio. Y son muchos, la verdad.

+ La incertidumbre

Pocas personas saben gestionar bien la incertidumbre y si algo falla cuando te divorcias son las certezas. La certeza de que esa relación tenía futuro desaparece, así como la certeza de una familia feliz. ¿Qué va a pasar ahora? ¿Dónde vais a vivir? ¿Será un divorcio amistoso o dará comienza una guerra cruel? ¿Cómo afectará el divorcio a los niños? Las preguntas, al menos al principio, se quedan sin una respuesta y se te agolpan en la mente.

+ Cambio de planes

Un divorcio implica un cambio de planes. Seguramente a la larga sea a mejor, pero el trago hay que pasarlo. El trago de los nuevos comienzos tras una ruptura, tras una crisis, tras un episodio de tristeza y decepción. Puede que te estanques en ese shock del principio, en las dudas, en la indecisión... Porque tras el divorcio si algo vas a tener que tomar son muchas decisiones.

+ La decepción

¿Hablamos de sentimientos? ¿Hablamos de emociones? Porque un divorcio supone por lo general un desbordamiento emocional que si se mantiene en el tiempo puede llevar a la depresión. Las decepciones amorosas suelen impactar a la psique de formas inesperadas y es posible que tú misma te sorprendas con sentimientos encontrados más intensos de lo que esperabas.

+ La traición

Si el divorcio se ha producido por una traición, que es uno de los motivos más frecuentes, no es raro que te cueste mucho tiempo gestionarlo. La persona a la que amabas, en la que confiabas, con la que compartías tu vida, con la que tenías planes de futuro, la que te apoyaba, la que te quería... Y ¿todo resultó ser mentira?

+ Los problemas económicos

Hay que dividir los bienes y todos salen perdiendo en un divorcio. No es un tema secundario a la hora de relacionarlo con una depresión porque un divorcio puede poner en serio peligro tu calidad de vida. La presión de no llegar a fin de mes cuando antes sí te llegaba puede llevarte al límite. A ti y a cualquiera.

+ Los niños tras el divorcio

A veces tus hijos te dan la fuerza que necesitas para salir adelante, pero otras veces ocurre lo contrario. Si tus hijos se han tomado mal el divorcio, puedes entrar en una espiral de culpabilidad, chantajes emocionales y disputas por la custodia que favorecen los estados depresivos. Pide ayuda cuanto antes porque la mediación familiar funciona.

+ El duelo

Un divorcio, como cualquier ruptura de pareja, conlleva la necesidad de pasar el duelo. Ese famoso duelo y sus diferentes etapas como la negación, la ira, la negociación, la tristeza y la aceptación pueden jugarte malas pasadas. Es frecuente quedarse estancada en la etapa de tristeza y depresión porque a estas alturas ya estás agotada física, mental y emocionalmente.

+ El cansancio

Y de cansancio hablamos como el principal peligro para sufrir una depresión tras el divorcio. Los divorcios no suelen ser un corte limpio, sino que implican un largo proceso de desgaste en el que os vais dando cuenta de la decisión que antes o después tendréis que tomar. Y eso en el mejor de los casos suponiendo que no sea una separación tortuosa. Luego llegan los acuerdos, los abogados, las negociaciones... Y tú ya estás tan agotada que no te ves con fuerzas de comenzar una nueva vida.

Cómo superar la depresión por el divorcio

Pero de eso se trata precisamente, de comenzar una nueva vida. Una vida diferente que seguramente será mejor que la anterior. Muchas personas superan la depresión tras el divorcio por sí mismas, a base de tiempo y de utilizar sus propios recursos emocionales, pero no es aconsejable.

Un psicólogo te ayudará a superar antes y a no dejar cabos sueltos en esta situación. Para que tu divorcio no se convierta en una herida incurable, para que puedas comenzar tu nueva vida sintiéndote más segura de ti misma, con la autoestima en su nivel adecuado y con la confianza de que estás haciendo lo correcto.

Además del tratamiento psicológico, hay algunas cosas que tienes que tener muy claras para superar la depresión por el divorcio.

+ Superar una depresión lleva su tiempo y su esfuerzo. Piensa que todo ese tiempo y ese esfuerzo es una buena inversión de futuro.

+ Nadie es imprescindible en esta vida. Por mucho que pienses que tu exmarido era el amor de tu vida y que nunca podrás querer a nadie como a él, desengáñate. O no, sigue pensando que nunca querrás a nadie como a él, porque esa es la idea. A tu próxima pareja la amarás de forma diferente.

+ Permítete sufrir, acepta el malestar porque tampoco es natural que te muestres tan feliz después de una ruptura de pareja. Y a cada persona le lleva su tiempo superarlo, así que no te compares con nadie. Aceptar que lo estás pasando mal es, de hecho, la clave para empezar a superarlo.

+ Cuídate. Esta petición no es para que te obsesiones con una alimentación saludable y el ejercicio físico, que también está bien, sino para que te mimes, para que te coloques en el centro de tu vida, para que te trates bien, para que te hables a ti misma con el cariño y la empatía con la que hablas a los demás.

+ Y abre tu mente, tu corazón y tu vida a nuevas posibilidades, no solo en el amor. La vida está llena de oportunidades, de momentos inolvidables, de vivencias mágicas y de caminos inesperados.

Y como expresa el artículo de I. Bolaños sobre el conflicto familiar y la ruptura matrimonial, sabrás que has superado la depresión tras el divorcio cuando experimentes actitudes como "recomposición de la identidad, búsqueda de una nueva relación estable, adaptación al nuevo estilo de vida, apoyo a los hijos para aceptar el divorcio y la continuidad de las relaciones con los dos padres".

¿Y tú? ¿Has logrado superar una depresión por divorcio? Cuéntanos tu experiencia en los comentarios, ¡te leemos!

Puedes leer más artículos similares a Deprimida tras el divorcio: gestiona tu libertad sin caer en la depresión, en la categoría de Depresión en Diario Femenino.