Deprimida tras el divorcio: gestiona tu libertad sin caer en la depresión

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Depresión por divorcio

Preparaste tu boda con toda la ilusión del mundo, trataste de cuidar tu relación de pareja, formaste una familia con esfuerzo pero con toda la felicidad y aún así no ha funcionado. Cuando la pareja está rota, cuando ya no hay amor, sólo queda una alternativa y es la separación.

Los motivos de separación son variados, algunos de ellos incluso traumáticos. Y en el mejor de los casos, esos casos en los que el divorcio se realiza de "forma amistosa" o "de mutuo acuerdo", supone un difícil trago para toda la familia. Por eso es muy frecuente que muchas personas lleguen a la depresión después de un divorcio.

La depresión tras el divorcio

La mayoría de los trastornos depresivos se producen porque no somos capaces de adaptarnos a los cambios ni de afrontar los problemas. Un divorcio supone una transformación radical en tu vida y aparecen sentimientos tan confusos y angustiosos como el abandono, la soledad y el miedo a iniciar una vida diferente, una nueva vida.

Aún en el caso de que el divorcio no se haya producido como consecuencia de un episodio traumático, como puede ser una traición, un engaño, o incluso malos tratos, de repente te puedes encontrar completamente sola sin ningún apoyo aparente para asumir la educación de tus hijos y continuar con tu vida. Indudablemente no siempre se puede afrontar con entereza.

A la adaptación de la nueva situación se le suman probablemente los problemas económicos, la falta de entendimiento respecto a la vivienda o a los bienes compartidos y, sobre todo, el modo en que el divorcio afecta a los niños. Pero una depresión por divorcio tiene su tratamiento y, aunque ahora lo veas todo negro, podemos asegurarte que superarás esa depresión y podrás rehacer tu vida más fuerte que nunca.

Superar la depresión por divorcio

Para superar la depresión por divorcio es necesario un tratamiento psicológico, que te preparará para entender algunas de las situaciones que estás viviendo, aumentará tu autoestima y dejarás de pensar que nadie va a volver a quererte y que vas a ser incapaz de amar otra vez. La psicoterapia te va a descubrir las herramientas que necesitas para ser más fuerte psicológicamente.

Por supuesto que ahora no lo puedes ver; una de las consecuencias de la depresión es que transformas la realidad hasta convertirla en algo negativo de donde no tienes salida. Poco a poco y con la ayuda adecuada, descubrirás que el divorcio conlleva infinidad de aspectos positivos, y no solo en el terreno amoroso donde tienes las puertas abiertas para encontrar el verdadero amor.

A nivel personal puedes crecer y desarrollarte mucho más si no estás atada a una pareja que te hace infeliz. Por lo tanto, todo el esfuerzo que te dediques a ti misma, a tu bienestar repercutirá positivamente en la felicidad de tus hijos. Porque un divorcio puede ser, en muchas ocasiones, tu pasaporte para la libertad y la felicidad.