Cómo afrontar un divorcio según la edad: separación a los 30, a los 40...

Así se vive una separación en cualquier etapa de tu vida

Almudena Rubio
Almudena Rubio Periodista

Dar el paso hacia el divorcio no es algo sencillo, eso lo sabemos. Tomar la decisión de decir adiós a tu pareja para siempre, a esa persona que prometía ser el amor de tu vida y que al final no ha sido nada, es algo que te va a dar más de un dolor de cabeza. ¿Qué pasará después? ¿No será demasiado tarde para decir adiós? ¡Nada de eso! 

El divorcio se vive de una forma muy diferente según la edad que tengas. Si a los 30 tienes toda la vida por delante, no será igual cuando hayas cumplido los 60 y te vas algo mayor para afrontar esta decisión. Pero una cosa debes tener muy clara: si en el amor no hay edad, menos la hay en el desamor. 

¿Cómo es la separación a los 30, a los 40...? El caso es que ya has hecho lo más complicado, que es darte cuenta de que no eras feliz en esa relación y de que quieres seguir tu vida para alcanzar la felicidad. Y lo vas a conseguir. Pero, para hacerlo, en Diario Femenino vamos a contarte cómo afrontar un divorcio según la edad así como algunos consejos para afrontarlo de la mejor manera posible. ¡Mira, mira

El divorcio según la edad: cómo afrontarlo y superarlo

+ Divorciarse a los 30: ¿cómo se supera?

¿Cómo se vive el divorcio a los 30? Lo cierto es que en esa edad todavía eres muy joven para volver a empezar desde cero. Sí, aunque pienses que has desperdiciado toda tu vida al lado de una persona que no te merecía, al final te darás cuenta de todo el camino que tienes por delante para recorrer como tú quieras

No busques una nueva pareja de forma desesperada porque no es momento de curarte las heridas con otro amor. Es momento de quererte a ti misma, de buscar ayuda si lo necesitas y de hacer todo aquello que te gusta y que habías dejado de hacer. Rehaz tu vida social, vuelve a encontrarte con esos amigos y amigas que tan feliz te hacen. Y, sobre todo, recuerda que tienes toda una vida para enmendar tus errores. ¡Siempre hacia delante!  

+ El divorcio a los 40 y sus consecuencias

Afrontar un divorcio a los 40 es un tanto más complicado que cuando tienes 30, aunque todavía eres muy joven para continuar con tu vida y para hacer aquello que más te gusta realizar. La cosa se complica con esta edad porque es posible que ya tengas hijos, y ya sabes que los divorcios con niños son mucho más difíciles. 

También cabe la posibilidad de que todavía no seas madre y veas que con el divorcio se escapa la idea de poder tener hijos. ¡Deja esos pensamientos a un lado! Todavía estás a tiempo de cumplir tus sueños, todavía estás a tiempo de hacer todo aquello que siempre has querido hacer, todavía estás a tiempo de ser feliz. ¡Mucho ánimo en el proceso! 

+ Así se afronta el divorcio a los 50

Muchas mujeres renuncian a divorciarse a los 50 porque se ven muy mayores para afrontarlo, porque piensan que ya es demasiado tarde o porque están tan acostumbradas a su vida que les da mucho miedo cambiarla. Todo se complica cuando, además, están los hijos de por medio y por miedo a su sufrimiento decides no separarte nunca. Pero será mejor que te pares a pensar un momento en ellos: ¿tus hijos no vivirán mejor en un hogar en el que no haya conflicto diario? 

Afrontar el divorcio a los 50 es igual que en cualquier otra edad, lo que debes hacer es volver a empezar de cero con más ganas y más fuerza que nunca. No olvidarte de ti misma, quererte mucho y volver a poner en práctica todos aquellos hobbies que tenías olvidados hasta ahora.  

+ Claves para superar un divorcio a los 60

Un divorcio a una edad avanzada como son los 60 cuesta más, mucho más. Cambiar de vida cuando llevas mucho tiempo acostumbrada a una serie de rutinas y, sobre todo, a una persona puede dar mucho miedo y mucho vértigo. ¿Qué va a ser de ti ahora? ¿Estás preparada para la libertad? Son muchas las dudas y las preguntas que se agolpan en tu cabeza y que no te dejan vivir tranquila. 

No te preocupes y ante todo mantén la calma, porque la felicidad puede llegar en cualquier momento. Y con la felicidad, el amor, los viajes y una serie de etcéteras que disfrutarás como si tuvieses 30. No tengas miedo a dar el paso porque estamos seguras de que un divorcio a los 60 no tiene por qué ser el final sino el principio de tu nueva vida. 

Cómo superar un divorcio a cualquier edad 

Ahora ya sabes cómo se vive un divorcio cuando tienes 30, 40, 50 o 60. Pero, si quieres superarlo, hay ciertas claves que debes tener en cuenta tengas la edad que tengas. Atenta: 

-Quererte a ti misma: lo primero y más importante es que empieces a trabajar tu autoestima. Quiérete, y quiérete mucho porque mejor que tú no lo va a hacer nadie. Tengas hijos o no, haya sido un divorcio traumático o no, sea como sea te mereces ser feliz y afrontar la nueva etapa de tu vida con una sonrisa. 

-Date tiempo: no pretendas que las heridas se curen de la noche a la mañana, ni de una semana para otra. Superar un divorcio es un trago tan amargo que te va a costar bastante tiempo, pero no debes tener ninguna prisa. Todo llegará y, cuando menos te lo esperes, habrás pasado esa página tan pesada y tan dura de tu vida. 

-Haz las cosas que te gustan: ¿recuerdas las aficiones que solías llevar a cabo antes de estar casada? Escalada, montar en bicicleta, ir a la piscina, clases de baile… Cualquiera de tus hobbies te ayudará a conocer gente nueva, divertirte y, sobre todo, salir de casa y que tu mente pueda olvidarse por un momento de tantos recuerdos. 

-Retoma tu vida social: en relación con el anterior punto nos encontramos con que es muy necesario y muy saludable rodearte de buenos amigos para superar el bache al que tienes que hacer frente. Puede que conserves muchos de ellos de antes de tu matrimonio o puede que la mayoría sean de después. Sea como sea, ellos y tu familia serán tu gran apoyo en estos momentos. 

-Viaja, viaja y viaja: conocer mundo y lugares nuevos es una buena terapia y una buena manera de volver con las pilas cargadas. Renovarte es posible, pero todavía lo es más si estás a miles de kilómetros de tu zona de confort. ¿Alguna vez has viajado sola? Quizá este sea el momento para atreverte a hacerlo. 

-Busca la ayuda que sea necesaria: y con buscar ayuda no solo nos referimos a la de tus amigos o a la de tus familiares. Los psicólogos también pueden ayudarte a reconstruir el equilibrio mental y emocional que parece haberse roto después de un divorcio. ¡Seguro que serán otro de tus apoyos! 

-Vive el presente sin miedo: y, sobre todo, vive el día a día con una sonrisa. No mires demasiado al futuro y céntrate en vivir el presente con alegría y optimismo. Has tomado una difícil decisión, pero ahora te toca vivir tu nueva vida de la mejor manera posible. 

 

Como ves, el divorcio puede ser difícil y duro a cualquier edad. Pero ahora que has dado el paso hacia tu nueva vida, recuerda que lo difícil ya lo has hecho. ¡Ahora solo te queda superar el bache! 

Puedes leer más artículos similares a Cómo afrontar un divorcio según la edad: separación a los 30, a los 40..., en la categoría de Divorcio en Diario Femenino.