Divorcio a los 50: cómo superarlo y rehacer tu vida

Nunca es tarde para divorciarse y empezar una nueva vida

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Llega un momento en que tienes que pararte a reflexionar si la vida que llevas y has llevado hasta ahora es la que realmente quieres. Y no te preocupes por la edad, porque reinventarse no es una cuestión de tiempo ni de años, sino de actitud. Es cierto que un divorcio a los 50 puede darte mucho vértigo. ¿Te sientes mayor para rehacer tu vida y superarlo? Nada de eso. Siempre estás a tiempo de afrontar un divorcio y recuperar la alegría.

Cómo se vive un divorcio a los 50

Es frecuente pensar que a estas edades ya no te compensa hacer nada por tu relación de pareja, ni siquiera romperla. Lo más probable es que lleves toda una vida con tu marido y, aunque no seas feliz en la relación, te sientes mayor para empezar de cero. Nada de eso. Una nunca es demasiado mayor para apostar por una misma.

Puedes pensar también en esas mujeres que han vivido un divorcio a los 50 y al principio sienten que el mundo se acaba, pero a los pocos meses las ves rejuvenecidas y tan activas que parece que están en una segunda adolescencia. Tú también puedes ser como ellas, tú también puedes sentirte más joven y más viva después de un divorcio.

A muchas mujeres lo que les lleva a retrasar la separación hasta ese punto en el que piensan que ya no merece la pena son los hijos. Pero queremos aclarar que los hijos, sobre todo si son pequeños, vivirán en mejor con unos padres divorciados que en un hogar donde el conflicto es diario.

Y vayamos a otra cuestión. ¿La decisión del divorcio es tuya o de tu marido? Va a doler igual, porque estamos hablando de romper los esquemas de toda una vida. Pero lo superarás, aunque tengas que pedir ayuda. Piensa que si has tomado tú la decisión, probablemente sea la mejor que has tomado en tu vida. Y si lo ha decidido tu marido… Piensa que dentro de un tiempo al menos tendrás algo que agradecerle.

Cómo superar un divorcio a los 50

Dicho esto, vayamos a la parte práctica. ¿Cómo se supera un divorcio a los 50? Pues de la misma forma que a los 30, a los 40 o a los 60. En primer lugar tienes que partir de un lugar emocional en el que estés segura de que te mereces ser feliz y en el que la edad quede desdibujada o en un segundo plano.

Si tienes a tus hijos mayores, puedes estar segura de que tu camino para superar el divorcio será mucho más fácil. Más incluso si ya viven independientes porque entonces tú te conviertes en la persona más libre del planeta para hacer lo que quieras y para no hacer lo que no quieras.

Ahora es el momento de recuperar las viejas amistades que habías perdido durante tu matrimonio y también de hacer amigos nuevos. Ahora es el momento volver a hacer ese tipo de cosas que te gustaban, tus aficiones, tus pasiones o tus intereses. Pero, sobre todo, ahora es el momento de vivir nuevas experiencias. ¿Te atreves?

Un divorcio es una forma más de salir de tu zona de confort y eso requiere cierta valentía y seguridad en ti misma. No tengas miedo a equivocarte, olvídate de lo que siempre habías creído y desaprende muchas cosas sobre ti. Lo importante es que te redescubras, que dejes atrás a la persona que siempre has sido y te conviertas en una nueva, diferente.

Atrévete a viajar en solitario, atrévete a pedir ayuda, atrévete a decir que estás mal, atrévete a querer ser feliz, atrévete a confiar en la gente, atrévete a dejarte querer. Presta atención a lo que te rodea y atrapa todas las oportunidades al vuelo. Porque en una de ellas, o en varias, está el secreto para ser feliz.