Depresión por infidelidad: no dejes que una traición te destruya

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Depresión por infidelidad

No todas las historias de amor terminan bien y los desengaños amorosos pueden ser causa de depresión. Una traición de tu pareja puede hacer tanto daño como para dejarte hundida y sin ilusiones. Por triste que parezca, una infidelidad también puede llevarte a la depresión.

Así que debemos estar alerta a todas esas decepciones amorosas, a las que mucha gente no les presta la atención que merecen y que pueden destruir la autoestima hasta encontrarnos con un trastorno emocional grave como es la depresión.

Cómo afecta una infidelidad a tu equilibrio emocional

Por supuesto que hay personas que se recuperan fácilmente de una ruptura amorosa, personas que manejan bien el desamor o que, a fuerza de experiencia en los desengaños, están inmunizadas frente a este tipo de dolor. Pero una infidelidad de la pareja puede dañar enormemente la salud emocional.

Y es que darte cuenta de que la persona que amas no te ama tanto como creías, que la persona en la que más confías es capaz de traicionarte y que esa persona que para ti es la más importante, prefiere estar con otra mujer, no es algo que afecte solo al ego, sino que se hunde como un chuchillo directamente en toda la base emocional y afectiva.

En el momento en que sabes que tu pareja te es infiel, todos tus esquemas vitales y emocionales se transforman. Nada es lo que creías y tienes que empezar de cero a reconstruir tu equilibrio emocional, a reconstruir toda tu vida. Algo que, evidentemente no es fácil y que, dependiendo del momento vital en que te encuentres, puede llevarte a una depresión.

Evitar la depresión por infidelidad

No es difícil imaginarnos la tristeza, la angustia, la impotencia, la frustración, la culpa y la desilusión que puede derivar de una infidelidad de tu pareja. Precisamente porque lo que no podíamos imaginarnos era una traición así. Como cualquier otro tipo de depresión, la depresión por infidelidad requiere un tratamiento médico.

Pero superar una depresión por infidelidad pasa por transformar la idea que tenemos del amor y de la relación de pareja. Se trata de encontrar ese equilibrio entre dejarte llevar y entregarte al amor, sin perder de vista que nada es para siempre y que la única persona con la que puedes contar en esta vida es contigo misma.

No estamos hablando de dejar de confiar en los demás, ni de ser unas escépticas del amor, sino de hacernos lo suficientemente fuertes como para que un desengaño amoroso, una traición o una infidelidad no nos haga caer. Tenemos que aprender a crecer como personas individuales, no como parte de una pareja y, al mismo tiempo, ser capaces de disfrutar del amor y de la vida en pareja.