Depresión por no tener pareja: aprende a ser feliz soltera

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Depresión por no tener pareja

Dicen que los Dioses crearon a los primeros humanos con cuatro brazos, cuatro piernas, dos narices y dos bocas. Pero al ver que tenían demasiada fuerza los dividieron por la mitad y desde entonces siempre andamos buscando a nuestra alma gemela, a nuestra otra mitad o a nuestra media naranja.

Puede ser esta la explicación de que haya tantas y tantas solteras insatisfechas con su condición y se pasen la vida buscando una pareja, se adentren en relaciones tormentosas o mantengan relaciones destructivas. Además, son muchas a las que la soltería les pasa factura emocionalmente y caen en una depresión por no tener pareja.

Soltera con depresión

La depresión por no tener pareja tiene el mismo origen que la depresión por no tener familiares o la depresión por soledad. Y es que la soledad parece el principal enemigo a combatir en nuestra lucha por encontrar el equilibrio emocional y evitar la depresión. Sin embargo, tener una pareja no te garantiza que no te sientas sola, eso es algo que hay que tener muy claro.

La presión social es otro de los motivos de esta depresión por no tener pareja que a afecta a muchas mujeres. Aunque parezca mentira, hoy en día aún rige el modelo de mujer en pareja y madre como paradigma del estatus ideal. Modelo al que podemos sumar un empleo y una hipoteca desmesurada que constituye la plena felicidad en esta sociedad del bienestar.

Aquí no funciona el razonamiento lógico, lo que ocurre es que muchas mujeres piensan que si están sin pareja no están completas, no pueden tener una vida plena y feliz, como si no se bastaran por sí mismas para realizarse como personas independientes, como personas individuales y no como la mitad de otro.

Soltera feliz

Es cierto que la euforia del enamoramiento, la ansiedad y la sensación de plena felicidad que nos da el amor es una situación envidiable, pero no es precisamente la sensación que te proporciona una pareja estable. Así que las solteras podemos vivir el enamoramiento muchas más veces.

También es cierto que es muy reconfortante llegar a casa después de un duro día de trabajo y encontrarte con el abrazo de tu pareja. Pero seamos sinceras, a veces al llegar a casa no te encuentras con ese abrazo que esperas sino con una discusión por todo lo alto.

Además, tener pareja no te garantiza que no te sientas sola. Y esa soledad en compañía es mucho más dolorosa que cuando no tienes a nadie de verdad. No vamos a enumerar las ventajas de la soltería porque son incontables, y la verdad es que tampoco renegamos de la vida en pareja. Tan sólo queremos aportar otra perspectiva a todas esas mujeres que no se sienten realizadas por no tener pareja.