Depresión por no tener pareja: aprende a ser feliz soltera

¿Qué puedes hacer para ser feliz sin una relación?

Fátima Gallardo
Fátima Gallardo Terapeuta de pareja

Te sientas en una cafetería con una amiga y pedís dos cafés. Tu amiga te mira a los ojos y te dice entre seria y enfadada: "se acabó. No busco pareja nunca más. Ahora voy a centrarme en ser feliz soltera". Seguramente esta frase la hayas oído o incluso te la hayas repetido a ti misma mil veces, pero ¿qué hay detrás de ello? 

Como seguro sabes, el tema de las relaciones hoy en día es algo complicado. Y como amiga, cuando alguien te dice algo así, solo se te viene a la cabeza recomendarle que tiene que aprender a ser feliz siendo soltera y que terminará encontrando pareja cuando menos se lo espere. Pero en Diario Femenino te invitamos a mirar un poco más allá e indagar más en el tema de la depresión por no tener pareja. ¡No pierdas detalle! 

¿Es necesario tener pareja para ser feliz?

Tenemos muy interiorizado, tanto hombres como mujeres, que para ser felices necesitamos tener una pareja, pero en nuestro entorno estamos seguras de que son muchas las personas que, aun queriendo y siendo partidazos, no encuentran a su pareja ideal

Pero realmente, ¿tener pareja implica también tener una vida feliz? ¿Hay parejas ideales para todo el mundo? ¿Todo el mundo está preparado para tener pareja? Realmente, ¿todas las parejas que conoces son felices? o ¿todas las personas solteras son infelices? Sí, es para reflexionar. 

No podemos negar que los humanos somos seres sociales y que, por tanto, sí que necesitamos estar en una relación para sentirnos completos, pero esta conclusión no habla de que la relación tenga que ser de pareja. Vamos más allá para analizar lo que los recientes estudios del Instituto Nacional sobre el Envejecimiento del gobierno Federal de EEUU presentaron en la Conferencia SPSP 2020 (Nueva Orleans, LA) en donde se afirma que el grupo de casados ​​consistentemente tenía un bienestar "levemente más alto al final de la vida" que los grupos de historias variadas y solteros consistentemente. 

Por lo tanto, repitiendo sus conclusiones, ellos mencionaron "bienestar levemente más alto". Es decir, no encontraron diferencias significativas en la felicidad de las personas con o sin pareja. Lo que nos hace preguntarnos entonces: ¿por qué tenemos esta creencia de que estar en pareja es lo único que nos da la felicidad

5 consejos para evitar la depresión por no tener pareja

1 Trabaja tu autoestima

Lo primero y más importante es que te conozcas y te aceptes por dentro y por fuera. Tanto tu físico, como todos aquellos aspectos que te definen. Lo que consideras bueno como lo que consideras malo, es decir, trabajar muy bien tu autoestima

2 Conecta tu cuerpo y tu mente

Esto se refiere a que realmente tengamos una conexión entre nuestro cuerpo y nuestra mente, nuestra alma, nuestro deseo y nuestra líbido. Que nos guste estar en nuestra piel como quien dice. 

3 Cambia tu concepto sobre la relación de pareja

Muchas veces después de una época donde las relaciones no nos han ido como esperábamos pensamos que el problema está en nuestras parejas. Dices frases como: "es que ya nadie se compromete" o "es que la gente, no sabe lo que quiere". ¿Te suena? 

4 Aprende a gestionar tus emociones

Este trabajo es muy personal, requiere ser conscientes de las emociones que estamos sintiendo, pudiendo aceptarlas, y gestionándolas para poder aprender de ellas y seguir adelante. 

5 Sé responsable de lo que piensas, sientes y cómo actúas

Se hace necesario ser responsables de lo que pensamos, sentimos y actuamos, haciéndonos cargo de ello pero no desde la culpa o desde el deseo de controlar, sino desde el deseo de ser nosotras mismas quienes guiamos nuestro camino y decisiones en la vida.  

¿Cómo aprender a ser muy feliz sin pareja? 

Puede que ahora no quieras ni hablar de tener una nueva pareja, pero recuerda que el amor no solo tiene que ser de pareja. El amor es una energía que nos rodea, es una forma de tomarnos la vida. Y por eso, aunque nuestro trabajo será estar bien en nuestra piel, eso no significa que nos cerremos al amor que nos da la vida a través de otras relaciones

En este caso, es verdad que ahora no quieres plantearte tener pareja, y está bien, pero este deseo debe ser elegido, no tomado desde el enfado de experiencias pasadas. Así que, si realmente consigues estar bien en tu piel y te permites aceptar el amor que te da la vida, será más fácil que puedas abrirte a una relación si realmente surgiese. Y para ello no podemos escondernos y es imprescindible conocernos. Te proponemos un trabajo muy personal que puede ayudarte a conocerte un poco mejor y permitirte abrirte al amor sin sentirte vulnerable.  

+ Conócete a ti misma y observa qué ofreces en las relaciones 

Se trata de hacer una descripción de las cosas que nos gustan de nosotras y otras cosas que no nos gustan tanto a nivel físico y de personalidad. Pudiendo ver en esta definición las mujeres que somos realmente, admitiendo y valorando lo que tenemos, viendo si queremos o podemos cambiar algo. Y sobre todo dejar de exigirnos cosas imposibles que solo nos frustran.

+ Valora qué quieres de tu pareja

Es importante que definamos qué es lo que realmente buscamos en nuestra pareja. Este apartado podemos dividirlo en dos partes para trabajar mejor en ello… 

En primer lugar, es importante definir qué es lo que queremos de nuestra pareja, y, en segundo lugar, tras realizar esta definición ver qué es realmente imprescindible y que no. Esta diferenciación es muy importante para poder aclarar si esas demandas se han ajustado a nuestra demandas en parejas anteriores o si valoramos que esas demandas se ajustan a la realidad.

+ ¿Qué es lo que te gustaría de una relación?

Tenemos que definir realmente qué es lo que queremos y pedimos a una relación porque solo así vamos a poder observar si eso que pedimos es real o no. 

Una vez hecho este trabajo a nivel interno, es importante reflexionar y poder analizar si estos 3 aspectos en los que hemos trabajado anteriormente están conectados con lo que nosotras ofrecemos, lo que le pedíamos a nuestra pareja y a la relación. Como por ejemplo: no podemos pedirle a nuestra pareja que sea muy tranquila, pero a su vez querer una relación llena de aventura y sorpresas. 

+ La felicidad es el camino, no la meta

Seguro que has oído que la felicidad está en el camino, no en la meta. Pues si estás en la situación que hemos estado describiendo, este es un gran momento para que pongas en práctica todas estas ideas para poder centrarte en estar bien en tu piel y poder desde ahí conocer a otra persona que también esté al mismo ritmo vital que tú. 

Y no te olvides, disfruta del camino de estar mejor contigo mismo, de conocer a alguien que te va a hacer mejor aún y desde ahí mirar al futuro. ¿Tú que piensas? ¿Alguna vez has tenido depresión por no tener pareja? ¡Déjanos tus comentarios! 

Referencias bibliográficas:

  • Mariah F. Purol, Victor N. Keller, Jeewon Oh, William J. Chopik y Richard E. Lucas (2020). ¿Amado y perdido o nunca amado en absoluto? Historias maritales de por vida y sus vínculos con el bienestar subjetivo, The Journal of Positive Psychology. 

Puedes leer más artículos similares a Depresión por no tener pareja: aprende a ser feliz soltera, en la categoría de Depresión en Diario Femenino.