¿Es importante que os gusten las mismas cosas en pareja?

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Tener los mismos gustos en pareja

Revoloteamos alrededor de las relaciones de pareja en busca de esa fórmula que nos haga vivir en una pareja feliz para siempre o el tiempo que sea, pero que lo que dure sea una pareja feliz. Y nos preguntamos por los gustos, si es importante que os gusten las mismas cosas en pareja o no es necesario.

Cuestión de gustos en la pareja

Yo tan de canción del verano y tú tan de música jazz; yo tan de series y tú tan de películas de culto; yo tan de playa y tú tan de montaña. O viceversa. ¿Es importante tener los mimos gustos en la pareja? Pues lo cierto es que no es tan importante como parece si se sabe gestionar la diferencia de gustos. No podemos olvidar que las diferencias enriquecen y una pareja feliz se caracteriza por la forma que tienen de enriquecerse el uno con el otro.

Ahora bien, es cierto que tener gustos opuestos puede provocar ciertos problemas de pareja o incluso incompatibilidades, pero insistimos en que la cuestión de gustos puede superarse fácilmente con un poco de interés por ambas partes y con esa acción que tan poco nos gusta realizar en pareja como es la concesión. Porque no podéis ir siempre a la playa si él se muere por pasar un fin de semana en la montaña. Porque no es justo.

Una relación de pareja se mantiene gracias al equilibrio, ese equilibrio que hace que unas veces tires tú del carro, otras él y las más de las veces los dos a la vez. El equilibrio que hace que no pongas mala cara cuando vais a ver una película de las que le gusten y que él se apunte a ver una de tus series favoritas. Equilibrio también es salir de fiesta una noche cuando tú preferirías quedarte tirada en el sofá.

No es necesario que os gusten las mismas cosas, pero sí que os respetéis los gustos. Como tampoco es necesario que compartáis todas las aficiones ni los ratos de ocio. Tener diferentes intereses y cultivarlos por separado ayudan a mantener esa independencia en pareja que todo el mundo necesita. Es la ilusión lo que debéis compartir, no necesariamente los gustos.