Gestionar emociones y otros conceptos para una relación de pareja

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Todavía nos falta mucho por aprender para llevar una relación de pareja saludable que, al fin y al cabo, es el objetivo. Combinar el amor con la felicidad pasa por aprender algunos conceptos indispensables para las relaciones y gestionar las emociones es lo primero que debemos hacer.

La importancia de gestionar emociones en la pareja

Como por suerte has elegido como pareja a un hombre imperfecto, seguramente algunas de sus actitudes o comportamientos te sacarán de quicio y te romperán los nervios. Gestionar tus emociones negativas te ayudará a ser más tolerante con los errores de tu pareja, que los tiene igual que los tienes tú.

Por eso es importante saber discutir en pareja de una forma sana, gestionando la ira, la rabia, el rencor y los reproches que no caben cuando se está tratando de solucionar un problema. Ahora bien, gestionar las emociones es un trabajo individual y nos encontramos con el problema de que tal vez la otra persona no esté tan interesada en este aprendizaje.

Otros conceptos para la relación de pareja

Si saber gestionar las emociones es fundamental para una pareja feliz, no lo es menos la empatía, esa virtud tan escasa hoy en día que nos traslada más cerca de la otra persona para intentar comprender aquello que se nos escapa. Si la empatía viene acompañada de una buena comunicación ¿qué más podemos pedir en la relación?

Podemos pedir muchos conceptos más que nos hacen falta para mantener el amor entre una pareja, como el respeto. Un respeto que se demuestra amando al otro precisamente por sus defectos y sus virtudes, no queriendo cambiar a la otra persona y, por supuesto, manteniendo intacta de manipulaciones y chantajes su verdadera esencia.

Sin duda, necesitamos más, siempre necesitamos más en las relaciones y de ahí la insistencia en seguir trabajando y cuidando la relación, en que no se ocupe solo uno de tirar del carro, sino que los mimos, la generosidad, la honestidad y la lealtad también sean cosa de los dos.