Por qué tú debes ser tu propia mejor amiga

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Hay una cosa que se llama autoestima a través de la cual puedes medir el amor que sientes por ti misma, que debe ser el máximo. Aclaramos esto porque muchas veces nos desviamos en asuntos de pareja o en asuntos de amistad y descuidamos el asunto principal, que somos nosotras mismas. Descubre por qué tú debes ser tu propia mejor amiga si quieres ser más feliz.

El amor y la amistad comienzan por una misma

Seguramente habrás oído más de una vez hablar de la necesidad de saber amarse a una misma para poder encontrar el amor. Nos referimos al amor saludable, no a las relaciones tóxicas que se forman entre personas incapaces de amarse a sí mismas y, por tanto, incapaces de amar a los demás. Teniendo esto claro, pasamos a otro ámbito, el de la amistad, que funciona exactamente igual.

No estamos desmereciendo la importancia que tienen tus amistades en tu vida. Los amigos son un verdadero tesoro, te enriquecen en la misma medida que te puede enriquecer tener una buena pareja. Pero para que una amistad sea saludable antes debes aprender el verdadero significado de la amistad. Y eso se hace convirtiéndote en tu mejor amiga.

Tu mejor amiga, que eres tú misma, debe saber quererte tal y como eres, señalarte los fallos con cariño, sin rencor y sin reproches, perdonarte los errores y no castigarte por ellos. ¿Te reconoces como tu mejor amiga? Tu mejor amiga también debe saber escuchar, aconsejar y para eso debe conocerte bien, así que toca un ejercicio de introspección y toca ser honesta contigo misma.

Si tú no sabes cómo ser tu propia mejor amiga, ten en cuenta que no sabrás cómo ser la mejor amiga de nadie más. Todo empieza y acaba en una misma y no estamos promoviendo el narcisismo, sino el conocimiento profundo de una misma para poder compartirlo después con los demás. Si quieres ser feliz, busca el amor y la amistad en ti misma.

Puedes leer más artículos similares a Por qué tú debes ser tu propia mejor amiga, en la categoría de Amistad en Diario Femenino.