Depresión por falta de amigos: deja de sentirte sola

Trucos para conocer gente y hacer nuevos amigos

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Resulta que vivimos en sociedad y, por mucho que nos cueste reconocerlo, hay personas que no terminan de encajar en ningún grupo, personas que se sienten muy solas porque no tienen ese grupo de amigos en los que refugiarse para evadirse de los problemas diarios y compartir unas risas.

Esa falta de amigos es una de las causas más frecuentes de depresión, porque si bien parece que nuestro enlace con la sociedad es la pertenencia a una familia, los amigos no son menos importantes para poder recibir ese cariño que todos necesitamos. Si estás en esta situación de soledad, en Diario Femenino te ayudamos a superar esta depresión por falta de amigos.

La importancia de los amigos para evitar la depresión

Hay amigos que son familia, amigos que te apoyan, te ayudan y te acompañan en las situaciones más difíciles. Y también hay amigos que resultan fundamentales para superar una enfermedad como es la depresión. Pero, ¿qué ocurre cuando no tienes amigos en los que apoyarte? ¿Qué ocurre cuando es esa falta de amigos la causa de tu depresión?

Ocurre que te sientes sola, que piensas que no formas parte de la sociedad, que crees que no sabes integrarte y empieza a surgir la falta de autoestima, la inseguridad y la tristeza. Pues bien, es cierto que necesitamos el cariño de nuestros amigos, pero también es cierto, que no tener amigos no es motivo para pensar que vales menos que los demás.

Por qué no tienes amigos

No seas tan dura ni tan crítica contigo misma porque no tener amigos puede responder a una gran variedad de circunstancias que no están en tu mano controlar. Tal vez no tienes un grupo de amigos porque sabes de qué tipo de personas quieres rodearte y aún no las has encontrado. Ten en cuenta la cantidad de personas que sí tienen un grupo de amigos; de amigos que no lo son tanto.

Hay muchas razones para encontrarte sin amigos en una etapa determinada de tu vida. A veces, tus amigos de siempre han hecho una vida muy diferente de la tuya. Imagínate a todas esas parejas con hijos pequeños que no pueden mantener su vida social como antes. O tal vez has pasado un tiempo tan absorta en tu relación de pareja que has perdido todas tus amistades. Y ahora que quieres ampliar tu círculo vital, te encuentras sola o sola con tu pareja.

Otro de los motivos frecuentes por los que te encuentras sin amigos es un traslado, a otra ciudad, a otro país. A veces es complicado volver a empezar en cuestión de amistades. Y si trabajas en casa y no cuentas con la socialización diaria con tus compañeros de trabajo, el asunto se complica. ¿Y qué me dices de todos esos amigos que tenías en la facultad y que ahora están desperdigados por todo el mundo buscando un futuro?

Cómo conocer nuevos amigos

Tal vez te preguntes cómo y dónde conocer amigos. Cursos y talleres son el medio más rápido y eficaz de conocer gente que comparte tus mismos intereses. No te preocupes porque tus nuevos amigos no sean los típicos "amigos de toda la vida", porque en la vida vamos pasando etapas y lo que cuenta es la etapa actual, el presente; no necesitas a un amigo de la infancia para recibir cariño y sentir que le importas a otra persona.

Al contrario, los nuevos amigos que haces de adulta vienen con la garantía de que no es una amistad por obligación, ni por costumbre, sino porque ambos habéis decidido acercaros. Tampoco deben asustarte las nuevas herramientas tecnológicas para conocer gente. Nos referimos a Internet, a las redes sociales y a los chats que puedes encontrar de tus aficiones preferidas. Porque los amigos virtuales son tan verdaderos como los de carne y hueso.

Aunque ahora solo veas grupos de amigos, ten por seguro que hay muchas personas en tu misma situación. Personas que por el motivo que sea se sienten solas y no cuentan con amigos, o con amigos con los que ir a tomar un café por la tarde, para ir a un concierto o para pasar una noche de fiesta. ¿Y dónde se encuentran esas personas que como tú están buscando amigos?

Pues se encuentran en Internet, pero también en la vida real. Se encuentran en algún curso de inglés, en una clase de baile o en un taller de cocina. Se encuentran en algún club de lectura, en una asociación de fotografía, en un grupo de senderismo o incluso en las asociaciones solidarias. Decidirte a hacer alguna actividad te ayudará además si la depresión ha hecho mella en tus fuerzas y te sientes desmotivada y sin ganas de hacer nada.

La depresión, la falta de amigos y la soledad

Lo cierto es que necesitamos socializar. Lo hemos visto con la pandemia del COVID-19 y el confinamiento, con la cantidad de problemas de ansiedad, depresión y fobia social que ha provocado. Y esa sensación de estar hundida en un pozo sin fondo y muy oscuro porque te encuentras sola y la situación actual no es la mejor para empezar a socializar.

Necesitamos a los demás, pero no para que nos refuercen la autoestima, sino para sentirnos parte de algo más. Si bien es cierto que hay que tener una buena autoestima, que hay que reafirmarse a través de una misma, que hay que encontrar la seguridad en una misma y no en los demás, también es cierto que necesitamos a los demás para compartir momentos, sensaciones, emociones y experiencias.

De la depresión se sale con la ayuda de un psicólogo, pero también con un cambio en tus hábitos. Puede que ya te hayas acostumbrado a estar sola y que incluso tengas temor a la hora de socializar. ¿Qué puedes aportar tú a otra persona? Sabes que no estás en tu mejor momento emocional, pero eso no significa que no puedas aportar cosas positivas a alguien más.

Conócete a ti misma para conocer amigos

Puedes aprovechar esta etapa de tu vida en la que no tienes amigos para conocerte a fondo a ti misma. Descubre los beneficios de la soledad y de la independencia; la libertad de tomar decisiones y de hacer las cosas que te gustan a tu ritmo sin estar pendiente de nadie. Una vez que te encuentres segura, que sepas lo que quieres, que hayas descubierto lo que te hace feliz, puedes empezar por adentrarte un poco en la vida social.

Tu propia experiencia con la depresión puede ayudar a muchas personas que se encuentren en la misma situación. ¿Con cuántas personas has hablado en el día de hoy? Una vez que tengas un poco más de seguridad y confianza en ti misma, tienes que dar el paso de abrirte a los demás.

Para empezar continua caminando, levanta la cabeza y mira a los ojos de la gente. Sonríe a la persona que te vende el pan cada día, dile unas palabras amables y cercanas. No es necesario que os convirtáis en amigos, que ahora estás dando tus primeros pasos. Pero si comienzas a fijarte en los demás, en todas esas personas con las que te relacionas aunque sea de pasada, si comienzas por ponerles una cara, un nombre y una sonrisa, verás cómo la gente te devuelve el gesto.

Superar el miedo a la soledad es tan complicado como superar una depresión, así que procura contar con la ayuda de un profesional que te guíe en este camino. Porque puedes estar segura de que de la depresión se sale y de que con la ayuda adecuada podrás reinventar tu vida social.

Puedes leer más artículos similares a Depresión por falta de amigos: deja de sentirte sola, en la categoría de Depresión en Diario Femenino.