No le encuentro sentido a la vida, ¿qué puedo hacer?

¿Crees que tu vida no tiene sentido?

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Es inevitable. Llega un momento en la vida en que nos sentimos desmotivadas, desesperanzadas, sin ilusión y sin ganas. De pronto las preguntas existenciales nos llenan la mente y entramos en un bucle en el que no nos encaja nada. Perdidas y sin rumbo, porque ¿qué sentido tiene la vida? Tal vez estamos yendo demasiado lejos. Si no le encuentras sentido a la vida, ¿qué puedes hacer?

Qué sentido tiene la vida

Puede ser la crisis de los 40, que en realidad se puede presentar a cualquier edad. O puede ser por una ruptura, por un despido, por la muerte de un ser querido, por un accidente, por un ingreso hospitalario... Te vas notando sin ganas, sin ilusión, sin fuerzas, confundida. Y de pronto ahí salta la pregunta más temida: ¿mi vida tiene sentido?

Ante todo debes comprender que es una pregunta que todos nos hemos hecho alguna vez. Y no es que todo el mundo haya encontrado el sentido de la vida, pero sí ha encontrado cierto bienestar en las respuestas. Tu vida tiene un sentido, como la de todos, pero tal vez estás mirando en los motivos equivocados.

Vivimos sujetos a las expectativas: las nuestras, las de nuestra familia y las de la sociedad. A veces queremos alcanzar objetivos grandiosos, como ganar el Nobel de la paz. Eso sería darle sentido a tu vida, ¿verdad? Pero es que no tiene por qué ser un motivo tan grande y tan loable. No hay que ser superhéroes para ser alguien en la vida, porque desde el momento en que naces ya eres alguien.

El sentido de la vida es muy sencillo: evolucionar como persona. A partir de ahí puedes centrarte en desarrollar más determinados aspectos de la vida, como ser una madre feliz, cuidar de tu familia, escalar profesionalmente o vivir plenamente cada momento. Aquí cada uno persigue un sueño, y ese es el sentido de la vida.

Pero cuidado porque esos sueños, esas motivaciones y ese sentido de tu vida puede cambiar en cualquier momento debido a tu evolución personal. Por eso algunas crisis vitales encuentran su origen en obcecarnos en perseguir un sueño que ya no nos motiva, un sueño que tenemos desde la infancia y al que nos da pena o pereza abandonar. Pero en el fondo sabemos que ya no nos hará felices. Porque ahora tenemos otros sueños, otros objetivos.

Qué hacer si no le encuentras sentido a la vida

Pero vayamos a las cuestiones prácticas. Cuando estás en ese momento en el que te estás preguntando por el sentido de la vida, por ese sentido que no encuentras, por ese "para qué", entras en riesgo de sufrir una depresión. Así que ha llegado el momento de dar algunas respuestas. ¿Para qué vivimos?

+ La vida es evolución, es cambio constante, así que no te empeñes en un buscar un mismo objetivo durante toda tu vida.

+ La vida es lo que ocurre ahora. Este preciso momento está dotado de pleno sentido, así que haz que merezca la pena. No importa el pasado ni el futuro, importa cómo te sientes ahora y si ahora no te sientes bien, busca la manera de sonreír. Ahora, mañana ya veremos.

+ ¿Qué tienes en la vida? Tu familia le da sentido a tu vida, tus amigos le dan sentido a tu vida, tu trabajo le da sentido a tu vida. Cómo te relacionas con tu entorno le da sentido a tu vida y, sobre todo, cómo te amas a ti misma le da sentido a la vida.

+ Es normal y hasta saludable sentirte perdida en la vida en algunos momentos. Son momentos para que cambies el rumbo y te encuentres a ti misma, te obligan a hacer un ejercicio de introspección para que conectes contigo misma.

+ Y hablando de conectar y de conocimiento íntimo. ¿Tienes claros cuáles son tus valores y tus principios? Porque de ellos depende el sentido que le quieras dar a tu vida.

+ El sentido de la vida depende de cada persona, pero hay algo general en todos seres humanos que nos hará vivir notando ese sentido pleno: ser honestos con nosotros mismos, ser auténticos.

Y tú, ¿ya le has encontrado sentido a tu vida?