Superar una crisis existencial es posible

Consejos para lidiar con las crisis vitales

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Cómo superarar una crisis existencial

No ocurre de la noche a la mañana, sino que la crisis existencial se va gestando con el paso del tiempo. Pero sí es cierto que un día te levantas pensando que todos los días son iguales, que cada día te cuesta más y que te has quedado sin ilusión y sin ganas. Entonces empiezas a plantearte cuál es el sentido de la vida y tienes el horrible presentimiento de que sea cual sea el sentido, seguro que es para el otro lado, porque tú no lo encuentras. ¿Es posible superar una crisis existencial? Por supuesto.

Qué es una crisis existencial

A veces se habla de las crisis de pareja, de la crisis de los 40 o incluso de los 50. Parece que durante toda la vida estamos sujetos a crisis y así es, pero lo cuenta es poder salir de ellas más reforzados, ¿no? Una crisis existencial cuestiona toda tu vida y ataca directamente a tu esencia. Da igual a qué edad la tengas, porque puede llevarte a la depresión o puede llevarte a encontrar el camino.

Sal más reforzada de tus crisis vitales

Tú eliges el resultado de la crisis existencial. Pero para poder superarla antes tienes que identificarla. Si piensas muchas veces en que tu vida no tiene sentido y por más que busques no se lo encuentras, si te sientes estafada por la vida porque no es lo que tú esperabas, si notas cierto vacío vital o a veces vértigo, si te has quedado sin ilusiones, si cada día tienes menos motivos para sonreír o si sientes que la vida te aburre, es posible que tengas una crisis existencial. ¿Qué hacer?

Puedes cambiar de trabajo, puedes cambiar de pareja, puedes cambiar de amigos, de ciudad, de país y de continente. Puedes cortarte el pelo y cambiar tu forma de vestir, pero el verdadero cambio tienes que hacerlo en tu interior. Porque la crisis existencial llega cuando has desconectado de tus valores, cuando ya no recuerdas cuáles son esos valores o cuando hace tanto tiempo que no vives acorde a ellos que has perdido tu esencia.

Cómo superar una crisis existencial

Una crisis existencial puede llegar a ser tan profunda que ha dado lugar a toda una corriente filosófica, el existencialismo. No estamos hablando de un momento pasajero. Cuando no eres feliz, cuando no te sientes bien, cuando no te sientes viva, es el momento de superar la crisis existencial.

1 El primer paso para superar una crisis existencial es volver a conectar con tus valores, fijar con claridad en tu mente todo aquello que es importante para ti. Y no tengas miedo a innovar, porque los valores pueden ir cambiando a lo largo de la vida. Pero en cualquier caso, para encontrar tus valores y recuperar tu esencia tendrás que hacer un ejercicio de introspección y bucear en tu interior.

Lo que aprendes con una crisis existencial

2 No descartes pedir ayuda psicológica para que te guíe en los pasos, así los darás con más seguridad, con cierto soporte y con más posibilidades de que no hay recaídas en el futuro.

3 El vacío inherente a la crisis existencial produce parálisis y bloqueo vital. La única manera de combatirlo es actuando, haciendo cosas. ¿Pero qué cosas? En principio, cualquier acción te ayudará a superar al menos el bloqueo, pero piensa que si te dedicas a hacer las cosas que más te gustan, conseguirás llenar ese vacío existencial mucho antes.

4 La tristeza aparece frecuentemente de la mano de la crisis existencial, pero también la baja autoestima. Después de un tiempo de escepticismo vital, es normal sentir que vales poco o notarte más insegura, así que cuida ese aspecto y sigue trabajando para mejorar tu autoestima. Estarás más protegida frente a la crisis.

5 No temas tomar decisiones drásticas como cambiar de empleo, dejar a tu pareja o directamente dejarlo todo. Lo peor que puede pasar es que te encuentres a ti misma y tengas que empezar de cero. Y eso no es malo, es precisamente la cura para la crisis existencial.

6 Si no quieres ser tan drástica, tampoco pasa nada. No tienes por qué irte a pasar 6 meses a la India para recuperar tu esencia y encontrarle sentido a la vida. Fíjate en lo que tienes, en tu familia, en tus amigos, en tus bienes materiales también. Y da las gracias por ello.

7 La aceptación y el agradecimiento te irán despejando las dudas sobre el sentido de tu vida. Saber disfrutar el momento presente hará que tu visión existencial deje de ser tan importante para dedicarte a vivir el ahora. Y ahora mismo, ¿eres feliz?