Cómo trabajar psicológicamente la autoestima

La importancia de cuidar tu autoestima

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

La importancia de trabajar psicológicamente tu autoestima

Sabemos que es importante cuidar la autoestima para poder desarrollar nuestra vida de una forma más saludable y más feliz. De hecho, es precisamente la autoestima la clave para ser feliz, pero no siempre nos atrevemos a aventurarnos hasta nuestro interior para detectar los posibles problemas. Descubre cómo trabajar psicológicamente la autoestima para ser más feliz.

Claves para trabajar psicológicamente la autoestima

Sin duda, si tienes baja autoestima, la opción más efectiva es acudir a una terapia psicológica. Es allí, con un profesional, donde mejores resultados vas a obtener. Pero somos conscientes de que no todo el mundo puede permitirse acudir a terapia, así que vamos a intentar algunos ejercicios para mejorar la autoestima en casa.

1 Los pensamientos automáticos

La baja autoestima se caracteriza por ese diálogo interno en el que los pensamientos negativos ganan la batalla a cualquier realidad. Son pensamientos automáticos y distorsionados tan insistentes que al final llegas a creértelos. Pero, ¿qué puedes hacer con ellos?

Es evidente que tener en tu cabeza la idea de que eres inútil, incompetente, poco atractiva, poco inteligente, incapaz y toda una serie de pensamientos negativos sobre ti misma no es el mejor estado de autoestima que puedas tener. Habrá que transformar esos pensamientos, ¿verdad?

Mejorar psicológicamente la autoestima

2 La reestructuración cognitiva

Antes de transformar esos pensamientos negativos en lo que se conoce como reestructuración cognitiva tienes que ser capaz de identificarlos, porque al ser automáticos la mayoría de las veces no te das ni cuenta de que los tienes. Pero escucha tu interior y escucha esas autocríticas destructivas que te haces.

Una vez que tengas identificados esos pensamientos que te hacen verte como una persona que vale poco o que no merece la pena, es el momento de refutarlos. Sí, continúa con el diálogo interno, pero esta vez protesta con argumentos reales a esos pensamientos dañinos.

3 Tus virtudes

En el fondo tú sabes que tienes tus virtudes y tus puntos fuertes. Que se oigan, grítatelos bien fuerte para que las voces de los pensamientos negativos se escuchen más bajo y tengan menos poder sobre ti. Esto es un trabajo que lleva un tiempo, no desesperes.

Ten bien claro en tu cabeza todas esas virtudes, no las pierdas de vista. Se trata de compensar el maltrato que te haces mentalmente con un poco de realidad y con otro poco de positividad.

4 Tus mejores momentos

Para mejorar la autoestima también es importante vivir buenos momentos. ¿Qué te gusta hacer? Si te gusta bailar, cocinar, aprender, ir al monte, bañarte en la playa, comer un helado, prepararte un baño o tomarte un tiempo para leer un buen libro.

Esos regalos son también regalos para la autoestima porque cuando haces lo que te gusta, inmediatamente te sientes mejor y los pensamientos negativos se difuminan. Prueba y verás el resultado.

Cómo mantener la autoestima alta

5 Tus metas

Uno de los mejores ejercicios para subir la autoestima y empezar a creer en ti misma es conseguir algunas metas. Pero cuidado, porque si te pones objetivos inalcanzables, la sensación de incapacidad aumentará, así que empieza poco a poco.

Si por ejemplo, últimamente tu baja autoestima te está provocando cierta fobia social, ponte la meta de salir a esa fiesta y estar allí al menos 20 minutos. Puedes estar más, si te sientes cómoda, pero lo importante es tomar la riendas y acudir a ese evento que pone a prueba la seguridad en ti misma.

Recuerda que trabajar psicológicamente la autoestima es un ejercicio constante y continuado. No te despistes, cuídala siempre porque es lo más importante que tienes.