7 consejos para ser una soltera poderosa y feliz

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Seguramente habrás notado que no todas las relaciones de pareja funcionan y que la mayoría de las que parecen funcionar no lo hacen como deberían. Ese es el motivo de que cada vez más gente abrace la soltería como forma de vida. Tenemos algunos consejos para ser una soltera poderosa y feliz, porque no todas las solteras lo son convencidas.

Cómo ser una soltera poderosa y feliz

Muchas mujeres aún afrontan con miedo la soltería porque lo identifican con la soledad o con el fracaso amoroso. De ninguna manera, tenemos las claves para ser una soltera poderosa y feliz.

1 Decisiones. Una de las habilidades que más se desarrollan estando soltera es la capacidad de decisión. Al principio te puede costar un poco, porque los errores también tendrás que asumirlos, pero enseguida descubrirás que no hay nada mejor que ser la única responsable de tu propia vida.

2 Feliz. Como dueña y señora de tu propia vida, puedes tomar la decisión de lamentarte por no encontrar al hombre ideal o decidir ser feliz contigo misma. Tú eliges.

3 Cariño. Debes tener bien claro que no hay nadie en este mundo que te quiera tanto como te puedes querer tú misma. Tampoco hay nadie que te pueda valorar tanto, ni creer en ti como lo harás tú.

4 Autoestima. Una persona con una buena autoestima es una persona poderosa a la que nadie puede hacer daño. Así que ocúpate durante una buena temporada de mejorar la idea de tienes de ti misma.

5 Compañía. Estar soltera no significa estar sola. Puedes rodearte de familia, de amigos, de amigos con derecho, de amantes y hasta de los clásicos gatos que acompañan el estereotipo de soltera.

6 Sexo. Estudios recientes demuestran que las personas solteras tienen más sexo que las que están en pareja. Y no solo hablamos de frecuencia, sino también de calidad, así que prepárate para disfrutar.

7 Amor. No tienes por qué renunciar al amor estando soltera. Hay muchas formas de amar y no todas pasan por tener una relación de pareja. Además, si eres adicta al amor, ser soltera te multiplica las posibilidades de satisfacer tu adicción.