La influencia del divorcio de tus padres en tus relaciones de pareja

El impacto de la separación de tus progenitores en tu vida

Patricia Barato Salvador

Enfrentarse a un divorcio es, sin duda, uno de los tragos más difíciles que podemos vivir en la vida ya que pueden llevar a múltiples problemas emocionales, desde la ansiedad hasta la depresión. Se ha roto el ideal de amor que teníamos, nuestra pareja está a punto de convertirse en pasado y toca empezar una nueva vida lejos de esa persona y del camino que habíais creado. 

Para las dos personas que forman la pareja es muy duro afrontar esta nueva situación, pero también lo es para sus hijos. ¿Cómo vivirán el divorcio de sus padres? ¿Cómo lo pueden superar? ¿Tendrá esto algún impacto en sus vidas futuras? Son muchas las preguntas que se plantean los hijos de parejas divorciadas y que necesitan de rápida respuesta.  

Para ayudarte a saber más de este tema, nos hemos puesto en contacto con la psicóloga clínica Patricia Barato. Así, vamos a descubrir la influencia del divorcio de tus padres en tus relaciones de pareja futuras, pues es posible que un divorcio marque tu visión en el amor… ¿O no? ¡Vamos a verlo con detenimiento!  

Nos vamos a divorciar: ¿cómo se lo comunico a mis hijos? 

Antes de saber si influye o no el divorcio de tus padres en tus relaciones de amor, es importante ponerse en la piel de la pareja que se va a separar. ¿Cómo puedes darles a tus hijos una noticia tan complicada como esa? ¿Qué puedes hacer en esta situación? Según Patricia Barato, el error más grande que podemos cometer es continuar con la pareja por nuestros hijos, pues estaremos transmitiendo un modelo que no es de cariño, de amor o de apoyo, y es ahí cuando más influirá en sus vidas futuras. 

Lo principal es que no hay que tener miedo, hay que intentar proteger a los hijos desde el cariño. Además, es importante comunicarles el divorcio de forma conjunta, para que vean que ha sido una decisión de los dos. Si los niños son pequeños, hay que hacerles clara referencia a que ellos no tienen nada que ver porque, a veces, se pueden preocupar demasiado por el asunto. 

Por otra parte, es esencial remarcar que papá y mamá siguen siendo papá y mamá. ¿Qué quiere decir esto? Pues que sus padres siguen siendo sus padres, solo que ahora no van a ser pareja. La familia no tiene por qué romperse después de un divorcio, se rompe solo la relación de pareja. 

¿Cómo afrontar o superar el divorcio de nuestros padres? 

Y, en la cara contraria de la moneda, se encuentran los hijos de padres divorciados. Una vez que nos comunican la noticia de la separación tocará afrontarlo de la mejor manera posible. Hay que tener cuidado, según Patricia Barato, porque sin querer podemos posicionarnos de un lado o de otro. Los padres ya tienen suficiente como para que nosotros tomemos un papel de mediadores. 

Podemos sentir un montón de emociones, desde la tristeza hasta la rabia pasando por el enfado, la impulsividad… Es importante buscar personas de confianza, como de nuestra familia, con los que podemos hablar y desahogarnos. Además, es conveniente tener una relación equitativa con ellos y facilitar las cosas, no ponerlas más difíciles. Tener claro que no tiene nada que ver con nosotros y todo lo que tenga que ver con posicionarse, posiblemente complique más las cosas que ayudarlas. 

¿Influye el divorcio de tus padres en tus relaciones futuras? 

Cuando una pareja se divorcia y tiene hijos, es posible pensar que esta situación tan desagradable para ellos pueda tener un gran impacto en su forma de vida futura. ¿La manera en la que conciben sus relaciones puede ser diferente a la de hijos de parejas sin divorciarse? La psicóloga clínica lo tiene claro: no tiene por qué. 

Por norma general, los hijos de padres separados son personas absolutamente sanas, emocionalmente hablando. Lo que sí que es cierto es que estas personas pueden tener cierta tendencia a normalizar la situación de separación un poco más que el resto de la gente que no lo ha vivido. 

Los hijos de parejas divorciadas crecen con padres separados y pueden verlo como algo natural y como algo normal. Pero, ¿esto es malo? Lo cierto es que no, porque muchas veces el poder normalizar algo de este estilo nos hace que nos podamos adaptar mucho más fácil a todas estas situaciones. 

En definitiva, que tus padres se hayan divorciado no tiene por qué influir negativamente en tus relaciones de amor. No tienes por qué pensar que, como has crecido en un ambiente diferente al resto, verás tus relaciones de pareja de forma distinta. Nada más lejos de la realidad, tú [email protected] experimentarás tus propias aventuras amorosas, conocerás a tu pareja y vivirás una historia de amor que no tiene por qué ser la misma que la que han vivido tus padres. 

Puedes leer más artículos similares a La influencia del divorcio de tus padres en tus relaciones de pareja, en la categoría de Divorcio en Diario Femenino.