¿Divorciada y con hijos? Pasos para encontrar el amor

Laura Sánchez

Divorciada con hijos buscando amor

Que te hayas divorciado, que tu relación de pareja haya terminado como no te esperabas y que además tengas hijos no quiere decir que te tengas que retirar de la vida sentimental. Sigue los pasos para encontrar el amor después de divorciarte y teniendo siempre presente a tus hijos.

Cómo encontrar el amor después del divorcio

Puede que ser mamá casi soltera debido a tu divorcio te haga pensar que tu vida sentimental se ha acabado al menos hasta que tus hijos sean mayores y abandonen el nido. Pero nada de eso. No tienes que renunciar a nada, ni a ser la mejor madre ni a volver a enamorarte después de un divorcio. Pero necesitas andar un camino de recuperación.

1 Recupera tu autoestima. Lo primero que tienes que recuperar antes de ponerte a buscar el amor es tu autoestima. Episodios como un divorcio o una ruptura sentimental suelen dejar maltrecha la autoestima, así que lo primero es recuperarte a ti misma. Por ti y por tus hijos.

2 Recupera tus amistades. Mientras vas recuperando tu autoestima debes también reactivar tu vida social. Seguramente te has dejado unos cuantos amigos debido a tu matrimonio y también tras la maternidad. Es el momento de recuperar los amigos porque eres madre, sí, y también divorciada, claro, pero sobre todo eres joven.

3 Recupera tus derechos. Algo que muchas madres divorciadas se dejan en el camino a la hora de superar la ruptura sentimental es el derecho a ser una persona. Tienes obligaciones como madre, pero también tienes derecho a tener una vida, a volver a enamorarte, a ser feliz.

4 Recupera las ganas. La falta de ganas es uno de los motivos que alargan el duelo tras el divorcio. Es normal que no tengas ganas de conocer hombres, sobre todo si el divorcio ha sido traumático, pero debes hacer todo lo posible por recuperar la normalidad en tu vida afectiva.

5 Recupera tu espacio. Es muy habitual que junto con los derechos, las madres divorciadas pierdan también su espacio. Hay una gran diferencia entre ser una buena madre y dejar tu vida de lado por ellos. Necesitas recuperar tu espacio y tu tiempo para ti. Ese momento en el que empieces a gustarte más a ti misma, será el punto que marque el inicio de tu nueva vida.