Looks y consejos para disimular el embarazo durante los primeros meses

Ideas de outfits para ocultar tu tripita de embarazada

María Cerrato de la Fuente

Son muchas las mujeres que no quieren hacer público su embarazo durante el primer trimestre, bien porque hasta los tres primeros meses existe riesgo para el feto (sobre todo en las primerizas); bien porque no quieren hacerlo público en sus trabajos hasta que no sea más evidente, o simplemente porque no les apetece.

El caso es que durante los primeros tres meses de embarazo se puede empezar a notar algún cambio en tu cuerpo, sobre todo a partir del tercer mes: primero notarás cambios en tus caderas, que ensancharán; el pecho será de las primeras partes de tu cuerpo que notes que cambia, que se hincha; y, por último, comenzará a crecerte una incipiente barriguita. La barriguita es lo que más sospechas puede despertar en tu entorno, aunque si tienes poco pecho, las personas de tu alrededor pueden notar tu aumento considerable de tamaño también.

Por todo ello, vamos a darte algunos looks y consejos para disimular el embarazo durante los primeros meses si lo que quieres es ocultar todos estos cambios para dar la noticia más adelante. Toma nota de todos ellos y empezarás a lucir un vestuario de 10 al comienzo de tu nuevo estado. ¡Mira, mira!

Consejos de estilo para vestirte durante los primeros meses de embarazo

+ No te disfraces

Lo que queremos decir con que no te disfraces es que no te salgas de tu estilo habitual. Por eso es mucho mejor que durante los primeros meses hagas una selección en tu armario de las prendas que te valgan y se adapten a las nuevas formas de tu cuerpo para evitar la ropa de embarazada, al menos, en el primer trimestre.

+ Tejidos que no se peguen al cuerpo

Si no quieres que se te marque demasiado la barriguita ni tampoco el pecho, es evidente que debes optar por tejidos que no se peguen demasiado a tu cuerpo. Es decir, que debes evitar el punto o cualquier tipo de elastán, como la licra. Opta por otros como el algodón o algunos más rígidos. Con esto no queremos decir que te vistas con prendas holgadas ni amplias porque, en este caso, conseguirás el efecto totalmente contrario.

+ Evita las prendas de embarazada

Al menos de momento, intenta evitar las prendas premamá que tengan el clásico corte imperio o similar. Ya tendrás tiempo de utilizarlas a partir del segundo trimestre de tu embarazo, pero, por el momento, intenta adaptar tu vestuario a los cambios más o menos significativos que vaya experimentando tu cuerpo. ¿Cómo hacerlo? Muy sencillo. Opta por las mallas de tejido y goma más 'blandito' que tengas en tu armario para no oprimir tu incipiente barriga. También puedes optar por tus vestidos habituales que sean un pelín más anchos de lo habitual y si tus jeans no te abrochan, siempre puedes recurrir al truco de la gomita con ojales a la hora de abrochártelos y ponerte por encima algún jersey o camiseta larga que oculte el 'truquillo'.

+ Desviar la atención

Cuando queremos desviar la atención de algo o alguien, en cualquier ámbito del día a día, ¿qué hacemos? Está claro, llamar la atención sobre otra cosa o sobre otra persona. Pues en el caso de los cambios corporales en tus primeros meses de embarazo pasa lo mismo. ¿Quieres disimular el aumento de tu pecho? Opta por evitar los escotes muy pronunciados o las prendas muy apretadas de esa zona para no atraer las miradas. En caso de querer disimular la barriguita, si ésta ya se te marca te pongas lo que te pongas, la opción más acertada es desviar la atención a otra zona de tu cuerpo, bien utilizando complementos o bien prendas llamativas. Por ejemplo, unos grandes pendientes desviarán la atención a tu cara. Y por qué no ponerte un sombrero fédora de ala ancha. Estarás muy chic y las miradas estarán puestas en tu cabeza y no en tu barriga.

+ Utiliza estampados

Las prendas de un color liso evidencian más todo tipo de curvas al no tener nada que llame la atención. Sin embargo, las de estampados florales, de lunares, de cuadros, psicodélicos o geométricos llaman la atención sobre el estampado y disimulan todo tipo de curvas, ya sea en el pecho o en la barriga. Es decir, si quieres disimular ambas partes, opta por estampados en las prendas de la parte superior de tus outfits.

+ Colores oscuros

Uno de los trucos más utilizados para disimular curvas son los colores oscuros. Utiliza azules marinos, negros, marrones o grises a la hora de elegir tus prendas, sobre todo al finalizar el tercer trimestre de embarazo, que será cuando se empiece a notar algo más tu barriguita.

+ Bolso cruzado

Sí, sí. Como lo oyes. El típico truco de cruzarte el bolso hacia delante, sobre la barriguita, funciona a la perfección. Es el truco de las abuelas para disimular la barriguita del embarazo, pero como todos los trucos y remedios antiguos, es de los más eficientes. Eso sí, este truco se aplica para el día a día, cuando vas caminando por la calle. En tu oficina o lugar de trabajo, ¡puede quedar un poco raro que no te separes del bolso! Esto también es aplicable a los fulares o bufandas largas y grandes. Póntelas por encima del cuello colgando y disimularás exceso de pecho y de barriga.

4 outfits ideales para disimular tu reciente embarazo 

Pero si aún con estas recomendaciones estás perdida, no te preocupes porque vamos a darte algunas opciones de outfits para tu día a día laboral o para arreglarte para una cena o cita especial durante los primeros meses de embarazo y que las miradas no vayan a tus curvas de embarazada.

1 Vestido negro

El LBD (Little Black Dress) es un clásico que nunca falla. Si tienes una cena o una cita nocturna será tu mayor aliado. Si tienes que ponerte medias, utilízalas preferentemente de liguero para que no te aprieten en la barriguita. Y, además, deberás elegir un calzado cómodo. Esto no significa que debas renunciar al tacón, pero elige un zapato cómodo, con un tacón no muy alto y que sea más ancho. Tu peso aún no se ha incrementado, pero tu organismo está cambiando y una de los ámbitos en los que más se nota esto es en la circulación de la sangre. Así que, si no quieres tener las piernas y los pies congestionados, procura ir con calzado cómodo durante todo el embarazo.

2 Jeggins

Una genial alternativa para vestir jeans, si es que éstos no te abrochan, son los jeggins o leggins vaqueros. Póntelos con alguna camisa que tengas en tu armario y que no sea demasiado entallada -pero que esté dentro de tus prendas habituales-. O con un jersey gordito. Estarás cómoda y arreglada para tu día a día. Remata el look con una bota cowboy. ¡Genial!

3 Traje chaqueta

Si eres de las que tienes que ir arreglada a la oficina opta por el traje chaqueta, ya sea de falda o pantalón. ¿El pantalón no te abrocha? Opta por el truco de la goma y los ojales para abrocharlo y utiliza un top por fuera. Después con la chaqueta del traje desabrochada taparás lo que tengas que tapar. El zapato, como hemos dicho, que sea cómodo.

4 Vestido boho-chic

Este estilo de vestido combina todos los factores para que sea una de las prendas más usadas en tu embarazo: son anchitos y vaporosos, estampados y muy cómodos y combinables con calzado plano. ¿Qué más puedes pedir? Si es tu estilo habitual, póntelos y tu embarazo pasará más que desapercibido. ¡Te lo aseguramos!

 

Con estos trucos y esta serie de looks podrás lograr disimular tu embarazo en los primeros momentos, ¡qué buena noticia! ¿Con cuál de estos outfits vas a quedarte? 

Puedes leer más artículos similares a Looks y consejos para disimular el embarazo durante los primeros meses, en la categoría de Looks en Diario Femenino.