Imprescindibles en tu maleta este verano: checklist para no olvidar nada

Ahorra espacio en tu equipaje con unos sencillos trucos

L.D

¿Cómo debes hacer la maleta de cara al verano?

Una de las cosas que más pereza da a la hora de viajar es hacer la maleta. Existen dos tipos de personas: las que la preparan con mucha antelación y las que lo dejan para el último momento. Lo cierto es que seas de los primeros o de los segundos, a todos se nos ha olvidado alguna vez algo y nos hemos acordado al llegar a nuestro destino.

Con el objetivo de que esto no vuelva a ocurrir en tus vacaciones, queremos contarte cuáles son los imprescindibles en tu maleta para este verano con una checklist para no olvidar nada, vayas donde vayas. ¡Vamos a verlo!

7 cosas esenciales para meter en la maleta

Todo lo que no puedes olvidar meter en tu maleta en verano

1 El botiquín

Cuando hablamos de botiquín nos referimos a que te acuerdes de llevar esas medicinas básicas que pueden servirte de gran ayuda en otra ciudad. Puede ser un paracetamol, ibuprofeno o lo que tomes por si te duele la cabeza o la garganta, por si te viene la regla... Con eso y unas tiritas por si acaso puedes estar más que tranquila. 

2 Productos íntimos

Los productos íntimos, en primer lugar, son los salvaslips, tampones y/o compresas. Aunque pienses que la menstruación no te vaya a venir en esos días, en las épocas de calor existe más probabilidad de que la regla se te adelante o se te atrase, o de que tengas un mayor flujo. Por eso nunca está de más meter en la maleta todos estos productos... ¿Qué tal meter también algún anticonceptivo? 

3 Higiene básica

Sabemos que no se te va a olvidar la bolsa de aseo pero nuestra recomendación es que hagas un repaso de lo que sueles hacer cuando te arreglas para salir, así no se te olvidará nada de higiene. Cepillo de dientes, pasta, gel, champú, cuchilla para depilarte (o el método que uses), maquillaje, pinzas de cejas, peine, cepillo de pelo, plancha, espuma… Y todos los etcéteras que quieras. Ahí ya dependerá de cada tipo de mujer. 

4 Cuenta de más en la ropa interior

Este es uno de los consejos que te habrán dado mil veces: nunca lleves la ropa interior justa. Debes sumar 3 o 4 braguitas o tangas más al número de días que vayas. ¿La razón? Puede que las necesites y, como ya sabes, es mejor despreocuparte de quedarte sin ropa interior o tener que lavarla. ¡Es de las cosas que menos ocupa! 

5 Un look que no utilizarás

Tu maleta es para verano, y normalmente hace calor, pero nunca está de más añadir ese look que (esperemos) nunca utilices. Nos referimos a la típica sudadera o al cortavientos por si hace frío o por si llueve, a un pantalón largo o incluso a una zapatilla cerrada. 

Todo lo que no debe faltar en tu maleta de verano

6 Para los apuros

La mejor recomendación que podríamos darte sería que metieras un mini costurero, de esos de viaje pequeñitos, porque si tienes un apuro puedas coser un botón o tener algo de hilo. Pero la realidad es que con un par de imperdibles no hay desastre que no se pueda arreglar momentáneamente. No te ocuparán espacio pero podrán salvarte de muchas. 

7 Monedero

Una recomendación que debes tener en cuenta, sobre todo si te vas al extranjero, es repartir el dinero en varios sitios. El motivo principal es sencillo: si te roban, que no se lleven todo. Entendemos que puede darte un poquito de reparo guardar parte en la maleta si vas a facturar, sobre todo si ya has tenido alguna mala experiencia con pérdida de maletas

Pero lo cierto es que, en la medida que sea posible, debes intentar llevarlo repartido y bien guardado. Muchas maletas, además de las cremalleras para quitar el forro interior, tienen un pequeño bolsillo en el lateral para llevar este tipo de cosas. 

Lo demás ya depende de tu destino de vacaciones. No te olvides de la crema del sol y la hidratante, la ropa del día a día, algo más arreglado para salir y, si tienes costumbre de hacer deporte, uno o dos looks deportivos por si no quieres dejar tu rutina.

Trucos para que te quepa todo en la maleta

Seguro que leyendo la lista de imprescindibles para las vacaciones que te acabamos de hacer piensas que no hay maleta en la que quepa tanto. Pero déjanos decirte que sí que se puede. Obviamente el tamaño de la maleta dependerá de los días que vayas y cómo vas a viajar (en coche podemos relajarnos más que si vamos en avión). Sin embargo, existen ciertos trucos que puedes aplicar tanto en maletas grandes como en las más pequeñas, o incluso en mochilas. ¡Vamos a verlos! 

Trucos para que te quepa todo en la maleta

+ Para la ropa interior

Existen tres posibilidades diferentes para guardar la ropa interior sin que nos ocupe apenas espacio. La primera es en los bolsillos pequeños específicos que suelen traer algunas maletas. También puedes guardarla en una bolsa pequeña, de forma que te ocupará solo una diminuta zona de la maleta. Y, por último, puedes llevarla repartida entre los huecos que vaya dejando tu ropa. 

+ La ropa

Si enrrollas las camisetas y los pantalones en pequeños rollitos, además de arrugarse menos, ocupará menor espacio y te será más fácil ir organizándola en la maleta. Otra manera muy útil de guardar la ropa es hacerte con pequeños organizadores de ropa cuadrados para meter en la maleta de una forma muy cómoda. 

La alternativa gratuita a esta opción es guardar tus prendas en bolsas de plástico. Imagínate, haces pequeños montones por tipos: las camisetas por un lado, los pantalones por otro… Lo doblas y metes cada grupo en bolsas. Le quitas el aire para que ocupe lo menos posible. Guardarlas así en la maleta te facilitará organizar tu ropa para que no se desordene y además, encontrarla rápidamente.

+ Aprovecha los huecos

Como bien te comentábamos antes con la ropa interior, existen huecos que irremediablemente quedan en la maleta y que podemos aprovechar. Te vamos a poner dos ejemplos: las copas de los sujetadores pueden albergar debajo de ellas varios conjuntos de ropa interior. Los zapatos, aunque los cuadremos muy bien unos con otros, siempre tienen huecos en los que podemos guardar calcetines. Si sabes aprovechar bien esos huecos te darás cuenta del espacio que puedes ahorrar con ellos. 

+ Ojo a la bolsa de aseo

Solemos pensar que es mucho más cómodo y todo va más recogido en una bolsa de aseo que pueda guardar nuestro desodorante, las cremas, los cepillos… etc. Sin embargo, muchas veces es mejor llevar algunos productos bien precintados y sueltos (rellenando huecos) que todo en una misma bolsa gigante.

Suele pasar lo mismo con los bikinis y la bolsa de la playa. En este caso nos empeñamos en llevar la bolsa de playa llena de bikinis y toallas pero, en ciertas ocasiones, no ocupará tanto y será un bulto menos si llevamos los bikinis y la bolsa plegada y doblada en la propia maleta.

+ El puzzle

De toda la vida la maleta ha consistido en encajar las piezas de un puzzle, pero el truco está en hacerlo con paciencia y encontrando la mejor manera. Por eso, nuestra recomendación es que saques todo encima de la cama o una mesa, apliques los trucos que te hemos contado más arriba y cuando tengas todo, vayas metiéndolo poco a poco en la maleta, jugando con los huecos y los tamaños. De esta manera te resultará mucho más sencillo, tanto cuando vayas como cuando vuelvas y necesites rehacerla.