Leyenda mexicana del jaguar y el grillo: el poder de ser valiente

La historia de los insectos como reyes de la selva

Azucena Zarzuela

Hay veces que más vale maña e ingenio que fuerza. Al igual que en las fábulas, en la leyenda mexicana del jaguar y el grillo los protagonistas también son animales. Y son precisamente ellos quienes nos dan una importante lección sobre el poder de ser valiente, pues a veces las apariencias engañan y los prejuicios o la soberbia solo nos pueden traer problemas. Atención a esta célebre historia de México sobre un enfrentamiento en el que uno conocerá la victoria y el otro la derrota.. ¡Que comiencen vuestras apuestas! 

Historia popular mexicana del jaguar y el grillo 

En tierras mexicanas, desde tiempos inmemoriales se cuenta que el rey de la selva era el jaguar. No había quien le rechistara. Su sola presencia implicaba respeto a la vez que miedo. Y es que ya se sabe, cuando hablamos de poder muchas veces éste se sostiene sobre una política de infundir miedo y castigo. El jaguar, uno de nuestros protagonistas, se sentía orgulloso de mandar, de estar repartiendo órdenes a todo ser vivo que se encontrase en su camino.

Sin embargo a toda tiranía siempre acaba por llegarle su derrocamiento. Pero no nos adelantemos a los hechos. Es el momento de presentar a nuestro segundo protagonista: el grillo. Pequeño y con un cuerpo bastante quebradizo pero, sobre todo, cansado de obedecer sin sentido alguno, decidió el solito plantar cara al jaguar. En principio, la batalla arranca con fuerzas muy desigualadas. Pero siempre hay un arma secreta en un acto de valentía. 

Mientras el jaguar dormía, el pequeño grillo se metió por su oído para zumbarle en la oreja uno de sus tradicionales cánticos. El ruido no cesaba en la cabeza del jaguar y hasta todo su cuerpo empezó a vibrar. No había descanso ni consuelo en el cerebro del jaguar. Sus pensamientos se paralizaron y con ellos su voluntad se quebró. Era tal el dolor de oído que el jaguar se revolcó por el suelo hasta que consiguió que el grillo abandonara su oreja. Parece que esta batalla la ha ganado el grillo pero, ¿quién ganará la guerra?

La importancia de la valentía en la leyenda mexicana del jaguar y el grillo

El jaguar, que aún ostentaba el título de rey, no daba crédito a que un simple grillo le hubiera causado tanto dolor y que le hubiera ganado (ya se sabe, el dolor más grande siempre es el del orgullo propio). Rápidamente el jaguar echó el zarpazo sobre el grillo para matarlo. Pero éste fue más rápido en salir de su área de alcance. Y no contento con su victoria y humillación al rey, el valiente grillo quiso retar al jaguar a un combate al que cada uno debería acudir con su ejército. El vencedor sería el nuevo rey de la selva. Última oportunidad para hacer apuestas.

La vanidad del jaguar hizo que éste aceptara entre risas. Sabiendo que su raza es más fuerte se sintió vencedor incluso antes de empezar el combate. La cita tenía por escenario los alrededores de la gran ceiba y como testigos al tapir, al ocelote y a todos los que durante tanto tiempo habían temido y obedecido al jaguar. Al anochecer fue la hora acordada.

Cuando la luna empezaba a sustituir al sol no había señales del grillo. El jaguar y sus amigos se mofaban de la cobardía del grillo de ni siquiera dar la cara y presentarse. Pensaban que su victoria sería fácil, pero no tanto. Fue entonces, cuando la noche se adueñó del día, que hizo acto de presencia el ejército del grillo integrado por  miles y miles de insectos. Un fuerte zumbido les precedió. Pero ni aún así los amigos del jaguar pudieron reaccionar por el aturdimiento que había en sus cabezas. Las avispas no dudaron en aguijonear, los mosquitos impedían la visibilidad, las hormigas no cesaron de dar mordiscos… Una nube de insectos tomó el terreno, y los jaguares pronto abandonaron sin ni siquiera esperar la orden de retirada del que había sido su rey. Solo, derrotado y lamiéndose las heridas quedó el jaguar. Y desde entonces, los insectos dominan la selva.

 

¿Te ha gustado esta leyenda mexicana? ¿Conoces alguna otra en la que los protagonistas sean animales? ¡Cuéntanosla!