Día de la Mujer: por qué se celebra el 8 de marzo (origen e historia)

La importancia del Día Internacional de la Mujer

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Día Internacional de la Mujer: ¿por qué se celebra el 8 de marzo?

El 8 de marzo se conmemora, más que se celebra, el Día Internacional de la Mujer. Se han contado tantas historias sobre el origen de esta fecha que al final nunca se ha llegado a alcanzar un acuerdo acerca de los motivos por los que se eligió precisamente el 8 de marzo. Una huelga de mujeres, un incendio en una fábrica, la manifestación de unas mujeres rusas que acabaron con el poder del Zar... ¿Cuál es el verdadero origen del Día Internacional de la Mujer? En Diario Femenino os lo contamos.

La historia del Día Internacional de la Mujer

Historia y origen del Día de la Mujer

Es en 1975 cuando las Naciones Unidas celebran por primera vez el Día Internacional de la Mujer el 8 de marzo. Muchos han querido ver en esta fecha una efeméride señalada por algún motivo concreto y por eso, habrás escuchado miles de historias de algunas importantes luchas de mujeres.

Como la huelga en una fábrica textil de Nueva York allá por 1857 o el incendio en una fábrica de camisas en la misma ciudad en 1913. También se relaciona esta fecha con el inicio de una serie de revueltas populares en Rusia que acabaría unos días más tarde con el gobierno del Zar.

Si buscamos un poco más cerca, el 8 de marzo de 1910 en España se logra que la mujer pueda acceder a la Universidad. Y en numerosos países se alzaban voces femeninas en cualquier fecha en busca de la igualdad de género. Es a principios del siglo XX cuando las mujeres empiezan a hacerse oír promoviendo convenciones o instituyendo días nacionales para reivindicar sus derechos.

Como ves, el Día Internacional de la Mujer no es el 8 de marzo por un motivo concreto, aunque estos días podrás encontrar mil episodios relacionados con la lucha de la mujer. Una lucha que muy a menudo iba de la mano de esa otra lucha de la clase obrera. ¿O era la misma lucha?

Lo que realmente importa el 8 de marzo

La importancia del 8 de marzo: Día de la Mujer

Lo que importa no es el por qué el Día de la Mujer se celebra el 8 de marzo. Lo que de verdad importa es el qué se conmemora el 8 de marzo. El Día Internacional de la Mujer busca reconocer la igualdad entre los géneros, hacer real lo que de momento solo está sobre el papel y eso únicamente en algunas partes del mundo. Porque la igualdad es un derecho, en España (por ejemplo) está en la Constitución, pero no en nuestro día a día.

Cada día vemos cómo las mujeres siguen en un segundo plano en ámbitos tradicionalmente destinados a los hombres, en la vida política y en la vida económica. El poder, el dinero, la organización, son todavía cosa de hombres. Y las pocas mujeres que han llegado a puestos de poder lo han conseguido a base de renuncias personales y de la dificultad de tener que superar muchos más obstáculos que un hombre.

Cada día vemos cómo la conciliación de vida familiar y laboral sigue siendo un problema de mujeres. Cómo las relaciones de pareja siguen marcadas por roles obsoletos que la sociedad no logra quitarse de encima y que son perjudiciales para las mujeres. Cada día vemos cómo a las mujeres nos cuesta todo un poco (o un mucho) más que a los hombres.

El 8 de marzo es también un día para hablar de machismo. De machismo y de patriarcado, que se ocupan de perpetuar la desigualdad entre hombres y mujeres. Y el Día Internacional de la Mujer es también un día para luchar por un mundo mejor en nombre de las víctimas de la violencia de género. Ellas ya no pueden luchar, pero nosotras tenemos que continuar en su nombre.

Porque la igualdad es un derecho para nosotras, para nuestras madres y para nuestras hijas.