Carta de amor a una mujer trabajadora: ¡Gracias por existir!

Celebra el Día de la Mujer Trabajadora con estas bonitas e inspiradoras palabras

Tamara Sánchez

Carta de amor a una mujer trabajadora: ¡Gracias por existir!

El 8 de marzo de cada año se celebra el Día Internacional de la Mujer, una jornada dedicada a defender los derechos de todo el sexo femenino y a concienciar sobre la importancia de la igualdad de género. Durante este día se resalta el destacadísimo papel de la mujer en la sociedad, algo que tanta falta hace en un mundo donde la violencia machista sigue estando a la orden del día y el número de mujeres maltratadas y asesinadas a manos de sus parejas aumenta cada año.

En un día como este es importantísimo valorar la labor de las mujeres. Por eso, hemos querido dedicar esta carta de amor a todas las mujeres trabajadoras. Porque sin ellas nada sería igual: ¡Gracias por existir! 

Carta para celebrar el Día de la Mujer Trabajadora 

Modelo de carta para dedicar a todas las mujeres el Día de la Mujer Trabajadora

Querida Mujer: 

Hoy es 8 de marzo. Hoy es tu día. Hoy celebramos tu perseverancia, tu tesón, tu constancia, tu paciencia, tus ganas de luchar. Cada mañana te levantas dispuesta a contagiar a los que te rodean esa magia que tanto te caracteriza, ese pequeño granito de arena que tanto necesita el mundo. Un mundo que sigue siendo difícil para nosotras, que a veces nos maltrata, que no siempre nos recompensa como nos merecemos. Pero a ti no te importa. Porque tú peleas cada día por cambiar la situación, porque gracias a mujeres que no se rinden como tú, tarde o temprano seremos libres.

Porque aunque estés cansada, siempre te quedan ganas de dedicar una sonrisa a las personas que más lo necesitan. Porque aunque estés triste siempre sacas fuerzas para levantarte y seguir hacia delante. 

Trabajar no consiste solamente en ir a una oficina y pasarse más de ocho horas sentada delante de un ordenador. Trabajar es soñar y dejarte la piel cada día por hacer realidad tus sueños. Trabajar es esforzarte por educar a tus hijos en valores tan importantes como la honestidad, la humildad y el respeto. Trabajar es demostrarle cada día a tu pareja cuánto le quieres, no dejar que la rutina venza vuestra relación, no permitir que la llama se apague. Trabajar consiste en dar y  en recibir. Trabajar es transmitir amor y cariño a tu familia, dejarles claro que siempre que lo necesiten tú vas a estar ahí. Trabajar es ser amiga de tus amigos. Trabajar significa superar obstáculos, ser consciente de que la vida no es fácil, no amedrentarse ante los problemas. Y así eres tú, una mujer trabajadora. 

Hoy es tu día, aunque para ser sinceros, la mujer no solo merece un día para honrarla sino toda una vida para amarla. 24 horas es muy poco tiempo para agradecer tu existencia, para valorar tu entrega y carisma. 

Madre, esposa, hija, compañera, vecina, abuela, hermana, amiga… 

Gracias a todas vosotras por llenar el mundo de luz y alegría.