Cartas para mi esposa en el Día de la Madre: bellos textos de felicitación

Modelos de cartas para felicitar a tu mujer en su día más especial

Con motivo de una fecha tan señalada en el calendario como es el Día de la Madre queremos proponerte hacerle un regalo más que especial: ¿qué tal si le obsequias con una carta de amor? Pero no una carta cualquiera, sino una carta para tu esposa en el Día de la Madre. Será un detalle único y muy especial que no pasará desapercibido.

Si no sabes por dónde empezar, en Diario Femenino te traemos dos modelos de cartas para tu esposa con las que poder decirle todo lo que sientes a través de bellos textos de felicitación que seguro que encantarán a la mamá de tus hijos. ¿Te animas a leerlas?

Consejos para escribir la carta a tu mujer por el Día de la Madre

Antes de comenzar con las cartas te damos unos breves consejos que te ayudarán a escribir una carta a tu mujer con motivo del Día de la Madre ¡no te los pierdas!

+ Elige un lugar tranquilo para redactar tu carta y no tengas prisa en terminar, cuanto más tiempo le dediques mejor te quedará.

+ Antes de ponerte a escribir elabora un pequeño esquema en el que anotes las ideas principales. Te será más sencillo elaborar la redacción.

+ Añade las anécdotas que creas convenientes para que sea personal y emotiva y no temas en mostrar tus sentimientos ¡de eso se trata!

+ Permite que los niños participen en la redacción o bien que la decoren haciendo un dibujo por la parte de atrás. También puedes animarles a que escriban su propia carta para mamá por el Día de la Madre.

+ Relee y cambia las frases que no te gusten. Piensa que es una carta que conservará por mucho que pasen los años.

+ Dale la carta que le has escrito junto con el otro regalo que le habías preparado y no pierdas detalle a la cara de ilusión que pondrá.

+ Ahora ya solo te queda decidir cómo se la vas a dar. En mano, tal vez. Sobre la bandeja del desayuno que le has preparado, quizás en el buzón para que se la encuentre cuando llegue a casa. Decide tú mismo/a.

Modelo 1. Carta a mi mujer: Feliz Día de la Madre

Se trata de una misiva en la que agradecemos a la esposa y a la vez la felicitamos por una fecha tan significativa. Es un modelo general que puedes adaptar a tu gusto y complementar con anécdotas o frases cariñosas que solo quedan entre vosotros. Cuanto más personal la hagas más bonita te va a quedar.

Querida esposa:

Recuerdo el día en que te conocí como si fuera ayer. Han pasado los años, pero conservo en mi memoria como oro en paño el instante en el que te vi por primera vez. Tú estabas sentada en un banco con tus amigas y yo pasé por allí de camino a mi trabajo. Me fijé en ti, tal vez fuera amor a primera vista o mi sabio corazón que me decía que no debía dejar pasar la oportunidad de conocerte.

Créeme cuando te digo que no sabía que el destino nos iba a unir para siempre, pero sí que te puedo decir que tuve el presentimiento de que algo maravilloso iba a suceder. Por descontado que estaba en lo cierto, el tiempo me ha dado la razón.

Te pedí una cita y dijiste que sí, mi mundo cambió. Tu sonrisa, tu mirada, eso brillo en tus ojos que tan feliz me hace sentir. Sé que hemos tenido nuestros momentos, que no siempre ha sido fácil, que no en cada ocasión me he comportado como el hombre que te mereces. Pero quiero que sepas que soy totalmente sincero cuando digo que eres la mujer de mi vida y que siempre te voy a querer.

La vida nos ha bendecido con unos hijos maravillosos. Y yo no puedo hacer otra cosa que dar las gracias al cielo y a ti por hacerme el hombre más feliz del mundo.

Feliz Día de la Madre, esposa mía. Espero que te guste el regalo que los niños y yo te hemos preparado para celebrar el Día de la Madre.

Disfrutemos juntos y en familia de esta ocasión que es una oportunidad para decirte una vez más 'gracias por ser como eres y quién eres': madre, mujer, amiga, esposa, fuente de vida, compañera, amante, sabia y luchadora.

Feliz Día de la Madre, querida esposa.

Con amor.

Modelo 2. Carta a mi esposa con motivo del Día de la Madre

Este segundo modelo de carta para el Día de la Madre es igual de emotivo que el primero solo que se centra más en el día en sí y no tanto en la historia de pareja que hay detrás. Lee ambos y decide cuál de los dos crees que le hará más ilusión a ella. Recuerda que este tipo de detalles se suele acompañar de un desayuno o una comida especial, de un pequeño regalo en el que también han participado los niños o de un día en familia de esos que merecen la pena recordar.

Queridísima esposa:

En este Día de la Madre los niños y yo hemos pensado que sería una buen idea escribirte una carta de amor, agradecimiento y felicitación. No solo por la fecha en sí que ya de por sí es especial, sino para decirte una vez más lo mucho que te queremos, lo orgullosos que estamos de que seas como eres y lo agradecidos que nos sentimos de que seas el pilar que sustenta a esta nuestra familia.

Te quiero y siempre te voy a querer, desde el minuto uno en el que te vi y hasta que la muerte decida que es hora de que nuestros caminos se separen. Soy feliz con tan solo verte, pero más aún lo soy desde que trajiste al mundo a nuestros hijos. Te doy las gracias por ellos, por haberles dado la vida, por cuidarlos y quererles tanto, por mimarles, por estar siempre y en todo momento por y para ellos.

Tú me has enseñado el verdadero significado de la palabra felicidad y yo no puedo hacer otra cosa que darte las gracias. Gracias por quererme, por ser como eres, por tu trabajo y dedicación como esposa y madre, por darme la mano cuando ni yo mismo sabía que la necesitaba, por saber perdonar.

Sé que mis hijos tienen la mejor madre del mundo y yo sé que tengo la esposa más bondadosa y buena de todas. La vida nos ha bendecido y al cielo que también le doy gracias. Una mujer maravillosa puso los ojos en mí y desde entonces la vida se tiñe de otro color más dulce y amable.

Feliz Día de la Madre, querida esposa, es un día especial para celebrar juntos, pero déjame hacerte la promesa de que los niños y yo no solo te colmaremos de atenciones en esta fecha, sino todos lo que podamos, porque nuestro corazón rebosa de alegría de tenerte cerca. Te mereces todo lo mejor que la vida pueda darte.

Guarda esta carta que con tanto cariño te damos como regalo, léela las veces que quieres y ponla en tu mesita de noche como un amuleto de la buena suerte, porque para esta tu familia la buena suerte es poder estar contigo.

Te queremos.

¿Qué te parecen estos modelos de cartas para tu esposa en el Día de la Madre? ¿Has elegido ya tu preferido? ¡Te leemos en los comentarios!

Puedes leer más artículos similares a Cartas para mi esposa en el Día de la Madre: bellos textos de felicitación, en la categoría de Cartas de amor en Diario Femenino.

Publicado:
Actualizado: