Poemas de Mario Benedetti sobre el amor y la vida (con su significado)

Las mejores poesías del escritor uruguayo interpretadas

Azucena Zarzuela

Aquí seguimos a vueltas con la poesía que remueve nuestra alma y siempre la ilumina e invita a la reflexión, tan necesaria en estos tiempos. Esta vez queremos rescatar la figura de Mario Benedetti. Benedetti fue un escritor uruguayo muy prolífico, conocido mundialmente por su extensa producción poética, aunque desde su escritorio también se escribieron infinidad de novelas, cuentos, ensayos y hasta teatro. Un vida azarosa, con sus dramas y alegrías, que ha conmovido a millones de lectores a través de sus letras. Y es que, Mario Benedetti es capaz de sintetizar emociones con lenguaje sencillo, de construir alegatos de mensaje atemporal y de transmitir esperanza evitando los lugares comunes. ¿Os animáis a redescubrir a un grande de la palabra? 

En Diario Femenino os traemos los mejores poemas de Mario Benedetti sobre el amor y la vida con su significado y explicación. ¡Vamos allá!

Biografía de Mario Benedetti

Nació en la Ciudad de Paso de los Toros (Uruguay), en una familia humilde de origen italiano por lo que acabó bautizado siguiendo la costumbre de sus antepasados, con cinco nombres: Mario Orlando Hamlet Hardy Brenno. ¿Os imagináis cuando pasaran lista en clase? Ahí lo dejo.

Los problemas económicos de la familia les llevó a Buenos Aires, Argentina, por lo que poco pudo disfrutar de su ciudad natal. La situación llegó a ser tan acuciante, que si bien en un principio pudo asistir de forma irregular a la escuela acabó por abandonarla para empezar a trabajar y sumar dinero en casa.

Pero la vida dura también deja resquicios a las alegrías. Su vocación le llevó a sumarse a la redacción de un semanario llamado Marcha y, ya a partir del año 1948, empezó a publicarse mucho de su material en la revista bimestral Marginalia. Con el tiempo acabó siendo incluido junto a otros poetas encabezados por Juan Carlos Onetti en lo que se llamaría el grupo de la ‘Generación del 45’. Eso ya era estar jugando en la Primera División de las letras latinoamericanas.

Benedetti quedó atrapado por completo en la actividad literaria. Cuando no tenía entre sus manos una poesía, tenía un texto humorístico, un cuento o una crítica literaria. El chico valía para lo que le echaran. Y aún le sobraba tiempo e ímpetu. Y es que, sus manifestaciones políticas se expusieron de forma notoria. El mundo no estaba para quedarse callado. De izquierdas se declaró y participó en coaliciones políticas de la vida de Uruguay. Y además fue simpatizante de la Revolución Cubana según declaraba en sus escritos literarios.

En 1973 se convierte en perseguido tras un golpe de estado en su país. Comienza el exilio para él y para sus textos (Argentina, Perú, Cuba y España). Diez años estuvo lejos de su tierra que acabaron por dejarle una huella profunda en su ánimo. Si bien Benedetti no cesó de producir, con los años dicho volumen de trabajo fue mermando. A ello se sumaba los numerosos homenajes y entrevistas que le mantenían ocupado y distanciado de los textos.

Tuvo el gran privilegio de poder disfrutar y sentir el aplauso del reconocimiento en vida por la calidad de su enorme trabajo, incluso desde su juventud. Pero el fin se acercaba. Tras haber sufrido no pocos achaques de salud, Benedetti fallece el 17 de mayo de 2009 en Montevideo.

Mario Benedetti hoy es uno de los poetas más leídos del mundo con más de 80 libros, más de 1.200 ediciones y ha sido traducido a más de 25 lenguas. Así pues, tener uno de sus libros entre las manos es el mejor de los homenajes que se le pueden rendir. Incluso, es uno de los poetas cuyos versos se citan con más frecuencia, siendo parte de dedicatorias y contenido compartido en las actuales redes sociales.

Interpretación de los mejores poemas de Mario Benedetti

En Diario Femenino recordamos a Mario Benedetti con cinco de sus poemas más conmovedores:

1 Corazón Coraza

Porque te tengo y no

porque te pienso

porque la noche está de ojos abiertos

porque la noche pasa y digo amor

porque has venido a recoger tu imagen

y eres mejor que todas tus imágenes

porque eres linda desde el pie hasta el alma

porque eres buena desde el alma a mí

porque te escondes dulce en el orgullo

pequeña y dulce

corazón coraza

porque eres mía

porque no eres mía

porque te miro y muero

y peor que muero

si no te miro amor

si no te miro

porque tú siempre existes dondequiera

pero existes mejor donde te quiero

porque tu boca es sangre

y tienes frío

tengo que amarte amor

tengo que amarte

aunque esta herida duela como dos

aunque te busque y no te encuentre

y aunque

la noche pase y yo te tenga

y no.

Interpretación: Aquí el tema es el amor a pesar de la separación. Con el paso de los versos se denota necesidad y presenta persistencia en el amor del hablante lírico. Además, la nostalgia de la amada se intuye también en la admiración de sus cualidades.

2 No te salves

No te salves

No te quedes inmóvil

al borde del camino

no congeles el júbilo

no quieras con desgana

no te salves ahora

ni nunca

No te salves

no te llenes de calma

no reserves del mundo

sólo un rincón tranquilo

no dejes caer los párpados

pesados como juicios

No te quedes sin labios

no te duermas sin sueño

no te pienses sin sangre

no te juzgues sin tiempo

Pero si

pese a todo

no puedes evitarlo

y congelas el júbilo

y quieres con desgana

y te salvas ahora

y te llenas de calma

y reservas del mundo

sólo un rincón tranquilo

y dejas caer los párpados

pesados como juicios

y te secas sin labios

y te duermes sin sueño

y te piensas sin sangre

y te juzgas sin tiempo

y te quedas inmóvil

al borde del camino

y te salvas

entonces

no te quedes conmigo.

Interpretación: Este poema fue escrito en un contexto político complejo con conflictos armados en Latinoamérica. Y tal y como señala el trabajo de Maria de Nazaré Fonseca 'Historia y política en la poesía de Mario Benedetti' para la Universidad Nacional de Brasilia, "el texto de Benedetti se construye de fragmentos de verdad y realidad entremezclados con silencios, dolor, violencia, ira y esperanza". Aquí subsiste el espíritu reivindicativo, característico de Benedetti, que te interpela y te invita a involucrarte en un ideal.

3 Por siempre

Si la esmeralda se opacara,

si el oro perdiera su color,

entonces, se acabaría

nuestro amor.

Si el sol no calentara,

si la luna no existiera,

entonces, no tendría

sentido vivir en esta tierra

como tampoco tendría sentido

vivir sin mi vida,

la mujer de mis sueños,

la que me da la alegría…

Si el mundo no girara

o el tiempo no existiese,

entonces, jamás moriría

Jamás moriría

tampoco nuestro amor…

pero el tiempo no es necesario

nuestro amor es eterno

no necesitamos del sol

de la luna o los astros

para seguir amándonos…

Si la vida fuera otra

y la muerte llegase

entonces, te amaría

hoy, mañana…

por siempre…

todavía.

Interpretación: Aquí se nos presenta un amor que nunca acabará. Sin embargo, aquí el amor no es una necesidad de estar juntos, sino que la soledad ha sido el punto de partida de su relación haciendo nacer un vínculo muy fuerte entre ambos. Ha habido un descubrimiento sentimental, físico y amoroso entre los dos enamorados que cada día aumenta más y más.

4 Ésta es mi casa

No cabe duda. Ésta es mi casa

aquí sucedo,

aquí me engaño inmensamente.

Ésta es mi casa detenida en el tiempo.

Llega el otoño y me defiende,

la primavera y me condena.

Tengo millones de huéspedes

que ríen y comen,

copulan y duermen,

juegan y piensan,

millones de huéspedes que se aburren

y tienen pesadillas y ataques de nervios.

No cabe duda. Ésta es mi casa.

Todos los perros y campanarios

pasan frente a ella.

Pero a mi casa la azotan los rayos

y un día se va a partir en dos.

Y yo no sabré dónde guarecerme

porque todas las puertas dan afuera del mundo.

Interpretación: La casa del poeta es, sin duda, la poesía. La poesía está en él. Su aire entra fresco sin que pueda evitar que lo invada en sus versos, en su producción literaria.

5 Hagamos un trato

Compañera

usted sabe

puede contar

conmigo

no hasta dos

o hasta diez

sino contar

conmigo

si alguna vez

advierte

que la miro a los ojos

y una veta de amor

reconoce en los míos

no alerte sus fusiles

ni piense qué delirio

a pesar de la veta

o tal vez porque existe

usted puede contar

conmigo

si otras veces

me encuentra

huraño sin motivo

no piense qué flojera

igual puede contar

conmigo

pero hagamos un trato

yo quisiera contar

con usted

es tan lindo

saber que usted existe

uno se siente vivo

y cuando digo esto

quiero decir contar

aunque sea hasta dos

aunque sea hasta cinco

no ya para que acuda

presurosa en mi auxilio

sino para saber

a ciencia cierta

que usted sabe que puede

contar conmigo.

Interpretación: En este poema, Benedetti parte de un concepto cotidiano para exponer una promesa. Se dirige a una mujer ausente, recurso clásico de la poesía de amor. El poeta se nos presenta sin esperar nada a cambio. ¿Amor o amistad? Quizá en esta dualidad esté la clave, pues la pasión puede ser egoísta, pero el amor incondicional no conoce la codicia.

¿Y tú? ¿Con cuál poema de Mario Benedetti te quedas? ¿Cuál es tu frase preferida de este escritor? ¡Compártela con nosotras en los comentarios!

Puedes leer más artículos similares a Poemas de Mario Benedetti sobre el amor y la vida (con su significado), en la categoría de Poemas de amor en Diario Femenino.