Carta de amor para pedir espacio: establece los límites de la relación

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

 Pídele espacio con una carta de amor

Como resulta que casi nunca amamos de la misma manera, cada problema de pareja nos sorprende como si fuera la primera vez que tenemos una relación. Así, hemos pasado por relaciones tóxicas, relaciones dependientes, relaciones liberales o relaciones asfixiantes.

Y la verdad es que le estamos cogiendo gusto a esto de escribir cartas de amor para solucionar algún problema de pareja, ya que los hombres no entienden la comunicación de la misma manera que nosotras. Puede que los hombres no nos escuchen, pero si se lo dejamos escrito en una carta de amor, no tendrán más remedio que leérsela.

Así que si estás en una de esas relaciones asfixiantes, si tu novio y tú parecéis siameses que no os separáis en ningún momento, si hasta tus amigas se han acostumbrado a tu novio como un compañero de compras más y él no te suelta la mano ni cuando estás leyendo en el sofá, tal vez sea el momento de establecer los límites de la relación. Hemos escrito una carta de amor para pedir espacio.

Ejemplo de carta de amor para pedir espacio

Hola, amor:

No sé si te sorprenderá mucho recibir esta carta, que en realidad es una carta de amor, no olvides eso, porque seguro que ya intuías que hay algo que me ronda la cabeza y quería decírtelo. Y es que llevo varias semanas dándole vueltas al momento que está viviendo nuestra relación. La conclusión es que estoy agobiada, pero te quiero igual.

Así que necesito que busquemos juntos una solución para eliminar este agobio, esta sensación de asfixia que me produce no tener ni un segundo para mí misma. No quiero que pienses en ningún momento que no me gusta estar contigo, porque disfruto tu compañía y la prefiero a cualquier otra.

Pero a veces necesito espacio para mi sola, tirarme en el sofá a reflexionar sobre lo feliz que soy, a repasar todos esos aspectos que me sostienen, a fortalecer mi carácter o simplemente a descansar después de un día duro sin ni siquiera pensar. Eso es algo que no puedo hacer si estás rondando a mi lado constantemente.

No te estoy culpando a ti de mi falta de espacio, porque la verdad es que yo también te busco a todas horas. Pero creo que no es sano para ninguna pareja, que ambos debemos tener nuestros espacios privados, nuestros momentos de soledad o con los amigos propios. Necesito algo de espacio, amor, pero solo lo busco para seguir queriéndote.

Te quiero.