Frases de amor tristes: cuando las lágrimas sustituyen a las sonrisas

María Fernández

Melanie Griffith y sus frases de amor tristes

El amor es todo lo que necesitas para ser feliz, pero no siempre todo sale como habías planeado. A veces surgen obstáculos insalvables, uno de los dos deja de sentir el ardor en el corazón, se agotan las ganas de luchar... El amor también puede ser muy doloroso. Por eso, hemos recogido para ti algunas de las frases de amor más tristes. 

"El deseo muere automáticamente cuando se logra; fenece al satisfacerse. El amor, en cambio, es un eterno deseo insatisfecho" (José Ortega y Gasset, filósofo español). Estar enamorado y no ser correspondido es una de las mayores frustraciones e injusticias que un corazón puede sentir. La insatisfacción puede dejar mella en cualquier alma que pierde la esperanza de llegar a encontrar la felicidad. Esta se cierra en banda a que el amor le llegue en el momento y lugar más inoportuno. 

Frases románticas pero tristes

"Hoy no me alegran los almendros del huerto. Son tu recuerdo" (Jorge Luis Borges, escritor argentino). Esa esquina donde os disteis vuestro primer beso, esa cafetería donde os tomabais un café todas las tardes, ese parque donde simplemente os sentabais abrazados a ver a la gente pasar... todo lleva vuestro nombre y recordarlo una vez que todo ha terminado puede ser, además de triste, doloroso.

Te cuesta tragarte las lágrimas para que tu entorno no sufra tus penas. Sin embargo, a veces, a fuerza de esconder tu desesperación acaba perdiendo fuerza y, con el tiempo, desapareciendo."Guarda la tristeza para ti mismo y comparte la felicidad con los demás" (Mark Twain, escritor estadounidense). Aunque resulte difícil -porque sin esa persona especial todo parece mucho más complicado- con un poco de tiempo, todo se empieza a ver más claro. "Lo más triste del amor es que no solo no puede durar siempre, sino que las desesperaciones son también olvidadas pronto" (William Faulkner, escritor estadounidense).

"Cuando fui a la escuela, me preguntaron que quería ser de mayor. Yo respondí que quería ser feliz. Me dijeron que entendía la pregunta y yo les respondía que ellos no entendían la vida" (John Lennon, músico británico). Aquel que no consigue hacerte feliz, no merece ni una de tus lágrimas. Solo aquellos capaces de despertar tu sonrisa, valen la pena.