La verdadera historia de amor de Juan Carlos de Borbón y Sofía de Grecia

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Erase una vez era un príncipe que no podía ser príncipe y una princesa que no podía ser princesa. Así lo decidieron las circunstancias de los países de procedencia de nuestros dos protagonistas de esta historia de amor. Pero no hay exilio que evite juntar a dos almas de sangre azul. Esta es la historia de amor de Juan Carlos y Sofía.

Juan Carlos y Sofía, de una boda surge otra boda

Algunos se empeñan en afirmar que el matrimonio de Juan Carlos de Borbón y Sofía de Grecia fue por amor. Otros, afirman todo lo contrario. Es cierto que esta pareja nunca ha destacado por derrochar pasión y que los rumores de infidelidad han sido incesantes aunque discretos, debido a la sangre azul. Tan cierto como que a lo largo de los años se han consolidado como un matrimonio que ejercía su papel con profesionalidad. Sofía, al menos, ha cumplido con creces.

Sea como sea, dos jóvenes Juan Carlos y Sofía se conocieron en un crucero que organizó la madre de Sofía para todos los jóvenes de la realeza europea. Dicen que el crucero tenía tientes casamenteros, pero con Juan Carlos y Sofía no funcionó el plan porque ni uno ni otro sintió las flechas de Cupido. Fue unos años más tarde, en la boda de los duques de Kent, cuando estos solteros reales se fijaron el uno en el otro y, dicen, que hasta se enamoraron.

Y como el arreglo o el enamoramiento convenía a casi todos, como ambos eran de sangre azul y conocían las obligaciones de la realeza tanto como los privilegios del exilio, Juan Carlos y Sofía se casaron en una ceremonia múltiple en Atenas en 1962. Desde entonces, han procurado proyectar la imagen de un matrimonio bien avenido, aunque las malas lenguas afirman que en palacio no hay muchas sonrisas ni miradas de amor.

Juan Carlos de Borbón y Sofía de Grecia, amor por obligación

Efectivamente, el matrimonio de Juan Carlos y Sofía ha funcionado a la perfección, no sabemos si por devoción o por obligación. La pareja no tenía todo de su parte, ya que su posición de futuros reyes de España estaba sujeta a la situación política del momento. En ese sentido, al final fueron felices y comieron perdices sentados en su trono rodeados de sus retoños.

Pero esta es la imagen que más destaca de esta pareja, la de un equipo eficaz, más que la de dos enamorados. Lo que podía haber sido una preciosa historia de amor de príncipes y princesas, se quedó en un matrimonio de los de toda la vida, de los que mantienen las apariencias. Aunque a veces, los rumores se muestran más reales que las apariencias.

Las infidelidades de Juan Carlos son aceptadas públicamente mientas Sofía capea el temporal como esposa, como madre y como reina. El futuro sentimental de esta pareja está en el aire tras la abdicación del rey porque, una vez retirados, tal vez no sea necesario mantener el papel. O tal vez aún queda algo de amor.

Puedes leer más artículos similares a La verdadera historia de amor de Juan Carlos de Borbón y Sofía de Grecia, en la categoría de Historias de amor en Diario Femenino.