Los signos más sentimentales del horóscopo

Piscis es el signo más sensible del zodiaco

Napoleón Fernandez

Los signos más sentimentales del horóscopo

¿Quieres saber quiénes son los signos más sentimentales de horóscopo? Sí, aquellos que derraman una lágrima cuando ven un anuncio de televisión o una película de dibujos animados, esos que se comen la cabeza si les dices algo fuera de lugar o los que se sienten horribles cuando se les olvida la fecha de cumpleaños de algún amigo o familiar cercano (cosa inusual porque ellos siempre están pendiente de todo). 

¿Cuáles son los signos más sentimentales del zodiaco? 

Si hay un denominador común que une a signos en principio tan dispares como son Piscis, Libra, Tauro y Cáncer esa es una de las características de su personalidad: sus altos niveles de sentimentalismo en todo lo que hacen. 

+ Piscis, el más sensible del horóscopo

Si tienes como amigo o compañero de trabajo a un Piscis ya habrás notado que le afecta cualquier cosa que a ti te pase. ¡Y es que Piscis es el signo más sensible y sentimental del horóscopo! Tanto que a veces te da palo contarle algo que te haya pasado porque lo vive tanto o más que tú. ¡Para él tus problemas son los tuyos! 

Los signos más sentimentales del horóscopo Amigo Piscis, sufres en tus carnes todo lo que le ocurre a las personas que quieres y amas. Eso está genial, porque demuestra que te preocupas y te interesas por tu gente, pero debes intentar no hacer de las cuestiones de los demás algo tuyo porque, de lo contrario, no vas a poder vivir. La vida se compone de momentos buenos y no tan buenos. Hay que aceptarlo e intentar aprender de los malos.  

+ Libra, sentimientos a flor de piel 

Los Libra son personas muy reflexivas. Piensan mucho lo que hacen y lo que dicen, porque no quieren dañar a nadie con sus actos. ¡No quieren malentendidos con nadie ni enfrentamientos y tienen claro su filosofía y forma de actuar: no le hagas a los demás lo que no te gustaría que te hiciesen a ti! 

De entre los doce signos del zodiaco, Libra destaca sobre el resto por ser el defensor de cualquier tipo de injusticia y crueldad. No soporta que la gente sufra y muchas veces se convierte él en juez de una situación por su sensibilidad y su capacidad por buscar siempre la verdad por encima de todo. 

+ Tauro, emociones al límite

A Tauro le cuesta mucho controlar sus emociones, por eso no es de extrañar esos cambios de humor tan típicos en él. Una persona Tauro puede estar riéndose contigo a carcajadas en una comida y, de repente, estallar en lágrimas porque tú te has levantado de la mesa para ir al baño y le has "abandonado". En algunos momentos (los menos) esa capacidad de pasar del blanco al negro y del negro al blanco se puede convertir en una virtud, por ejemplo, Tauro se recupera rápidamente de un desamor. 

Los signos más sentimentales del horóscopoPero por regla general con Tauro nunca se sabe qué puede pasar, porque es muy vulnerable, por eso la mejor forma de tratar a un Tauro y de llevarse bien con él es no dar por sentadas las cosas y preguntarle siempre todo. De esta manera se sentirá "importante". Tauro es consciente de que es una persona que vive todo al límite y hace un gran esfuerzo por controlar sus impulsos y emociones con actividades como la relajación. 

+ Cáncer, un corazón muy frágil 

Ya te hemos hablado alguna vez del carácter vengativo que tienen los nacidos bajo la influencia de Cáncer. ¿Sabes por qué se produce esto? Porque son personas muy sentimentales y, sobre todo, muy frágiles. En apariciencia son fuertes como un roble y cuando hablan, parece que sentencian, pero si escarbas un poco dentro de su corazón encuentras que este es muy delicado. 

Cáncer es un signo muy generoso, de esos que se entrega a los demás sin esperar nada a cambio y, claro, cuando alguien le traiciona se hunde y se viene abajo (de ahí que solo busque resarcirse). Le gusta sentirse correspondido y que, igual que él lo hace, solo pide que los demás muestren un poco de interés hacia aquello que le ocurre. A veces puede llegar a entristecerse tanto que llega a rozar el estado depresivo.