5 sorpresas para recuperar la chispa en pareja

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Al igual que la vida, las relaciones de pareja atraviesan fases y unas son mejores que otras. Pero si dejamos que llegue la fase de monotonía sin poner remedio podemos estancarnos de por vida en esta etapa. Tenemos cinco sorpresas para recuperar la chispa en la pareja. Hay que actuar ya.

Ideas para que la chispa en la pareja no se apague

Es cierto que no siempre estamos con ganas o con fuerzas de mantener la pasión en la pareja al mismo nivel que cuando nos enamoramos. Pero cuando la rutina hace acto de presencia hay que contraatacar con el factor sorpresa. Y la mayoría de las veces hablamos de sexo cuando hablamos de chispa.

1 Sexting. Tal vez no lo hayas probado nunca, pero el sexting es una de las actividades que más y mejor velan por una buena calidad de vida sexual. Envía a tu pareja algún mensaje caliente cuando esté a punto de salir del trabajo y verás cómo le gusta la bienvenida.

2 Playa. Una pizca de locura y un toque de riesgo de ser vistos son necesarios cada cierto tiempo para no morir de aburrimiento sexual. Un fin de semana en la playa, un calentón entre las toallas, un escarceo rápido y el sueño de tener sexo en la playa os avivará la chispa durante algún tiempo.

3 Vale regalo. La generosidad es imprescindible en una pareja feliz. Elabora vales regalo, tarjetas hechas a mano donde se indica la postura que quieres adoptar, alguna fantasía realizable o el lugar donde quieres tener sexo. El domingo por la noche abrís una tarjeta y tenéis toda la semana para llevarla a la práctica.

4 Primera cita. Como no todo va a ser sexo en la pareja, también se puede recuperar la chispa de formas menos eróticas y más románticas. Un buen ejercicio para mantener el amor es recrear vuestra primera cita para volver a sentiros fascinados el uno por el otro. Una primera cita que podéis recrear o que podéis inventar y hacerla como os hubiera gustado.

5 Viaje. Sin duda uno de los mejores remedios contra el estancamiento en la pareja es hacer un viaje juntos. Romántico, cultural, de relax o de aventura, poco importa el carácter del viaje cuando lo fundamental es que paséis unos días solos, sin obligaciones y con el único objetivo de disfrutar.