Aprende a llevarte bien con tus suegros

Laura Sánchez
Laura Sánchez Especialista en interpretación de sueños

¿Cómo te llevas con tus suegros? Tal vez seas de esas afortunadas nueras que no tienen ningún problema con sus suegros o tal vez seas de esa otra parte de la población que está harta de las intromisiones de los padres de su pareja en su vida conyugal y en la vida en general. Tenemos algunos consejos para llevarte bien con tus suegros sin que afecte a tu pareja. ¡¡¡Y que la fuerza te acompañe!!!

Trucos para llevarte bien con tus suegros

Nunca es tarde para hacer las cosas mejor y, aunque ya hayas tirado la toalla y estés dando por sentado que tus suegros serán un problema de pareja más el resto de tu vida, puedes rectificar. Reconducir la relación con tus suegros te hará más feliz a ti y a tu pareja, pero hay que saber cómo hacerlo. 

El error está en la base, en los comienzos. ¿Recuerdas cuando viste por primera vez a tus suegros? Seguro que te sentías como en los exámenes finales, jugándotelo todo a una sola carta. Y la presión no es buena, y el estrés, tampoco. Por so aquí van algunos consejos: 

1 Relax con tus suegros. Fuera presión, fuera estrés y relájate en la relación con tus suegros. Seguro que no es tan malo como cuentan las malas lenguas. Puedes tener algún detalle con ellos, como un regalo o pasar a visitarlos por sorpresa, pero la mejor forma de tener una buena relación es no ponerte a la defensiva frente las posibles intromisiones de tus suegros y actuar con la mayor naturalidad. Tus suegros no son el enemigo.

2 Di que sí y luego haz todo lo contrario. No vale la pena discutir con tus suegros, así que di que sí, asiente con la cabeza y haz ver que te parece bien lo que os proponen, ya sea unas vacaciones juntos o una comida familiar. Luego actúa en consecuencia y escaquéate como buenamente puedas.

3 El problema de los domingos. Estamos de acuerdo en que el domingo no es el mejor día de la semana para que nadie vaya a comer a tu casa y menos tus suegros. Tú quieres descansar del fin de semana y empezar el lunes con tranquilidad. Decirles a ellos que no vengan puede ser un poco fuerte, así que directamente haz planes paralelos de esos que tu pareja no pueda rechazar y... ¡solucionado! Será el quien les dé la noticia. 

4 Toma las riendas. Para impedir que tus suegros monopolicen tu relación de pareja y os creen obligaciones que no te apetece cumplir (como lo de ir a comer todos los domingo a su casa), lo mejor es que seas tú la que los invite a vuestra casa. Así manejas los tiempos y los espacios y, al mismo tiempo, ellos se sentirán agasajados. 

5 No a la guerra. A ti no te interesa una guerra abierta con tus suegros y a tu pareja tampoco. Entonces, ¿qué haces metiéndote en batallas? Ser feliz en pareja vale más que quedar por encima de tus suegros o las demostraciones de poder. Si te muestras pacifista en la relación con ellos, su guerra deja de tener sentido.

6 De buen rollo. Así que entra de buen rollo, lo que quiere decir que a veces tendrás que hacer concesiones, como celebrar el cumpleaños de tu suegra o invitarles a merendar una tarde. Incluso puedes renunciar a tu sesión dominical de sofá, manta y peli para ir a comer a su casa, pero solo un domingo al mes, no más.

7 Expectativas. No te puedes crear falsas expectativas con tus suegros si quieres que la relación funcione. Tus suegros son los padres de tu pareja, son importantes, son familia, pero no tienen por qué convertirse en tus mejores amigos.

8 Realidad. Y no te olvides de la realidad. Practica la empatía y piensa lo que tú permites a tus padres. Tu pareja hace lo mismo y hay que respetarlo. Y si la mala relación se os va de las manos, recuerda que el que más tiene que actuar es tu pareja, no tú. Recuérdaselo a él también, para que no se le olvide en ningún momento que se trata de sus padres.

Puedes leer más artículos similares a Aprende a llevarte bien con tus suegros, en la categoría de Pareja en Diario Femenino.