Cinco evidencias de que te están poniendo los cuernos

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

La infidelidad está a la orden del día y acaba con infinidad de relaciones de pareja. Su frecuencia no le resta dolor a esta situación en la que te ves engañada y traicionada por la persona a la que amas y en la que confías ciegamente. Será mejor que dejes la ceguera, te quites la venda y observes estas cinco evidencias de que te están poniendo los cuernos. Y actúa.

Señales de que te está siendo infiel

El problema con la infidelidad es que no puedes declarar culpable a tu novio a no ser que él confiese. Si en ocasiones el engaño es imaginario y fruto de la inseguridad, otras veces las evidencias de que te están poniendo los cuernos hablan por sí solas. Y estas son cinco señales de infidelidad.

1 Mirada esquiva. Tu novio te evita la mirada cuando os sentáis cara a cara a hablar de vuestra relación. No hace falta que la infidelidad sea el tema a tratar para que tu novio se ponga nervioso si hay algún malentendido que tú quieres aclarar.

2 Tiempos. Últimamente tu novio pasa más tiempo alejado de ti. Puede deberse a una necesidad legítima de tener su independencia y su vida aparte de la pareja, pero en la mayoría de los casos responde a una necesidad de poder encontrar coartadas para los ratos que pasa con su amante.

3 Teléfono. Llamadas que no contesta, repentina clave para tener el teléfono bloqueado, conversaciones telefónicas que le llevan a encerrarse en el baño o esa nueva costumbre de no dejar el teléfono a tu lado ni por casualidad pueden ser señales de que te está engañando. O eso, o te está preparando una fiesta sorpresa.

4 Cambios de humor. A no ser que tu novio siempre haya sido de esos tipos bipolares de humor imprevisible, tener una aventura se descubre por sus bruscos cambios de humor y de actitud contigo. En un momento está a la defensiva y en otro momento te colma de atenciones. Sospecha.

5 Olor. Deberíamos darle más importancia al olfato en las relaciones de pareja porque es un claro aliado a la hora de saber el estado de la relación. Ya no eres capaz de reconocer su olor, ese olor que te enamoró porque últimamente siempre está enmascarado por cantidades excesivas de perfume masculino o por duchas inmediatas nada más llegar a casa.

Puedes leer más artículos similares a Cinco evidencias de que te están poniendo los cuernos, en la categoría de Pareja en Diario Femenino.