Cómo conquistar a un hombre que ya tiene pareja

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Te has enamorado y quieres vivir a tope tu historia de amor y tu relación de pareja. Pero hay un pequeño inconveniente y es que ese hombre ya tiene pareja. No nos gusta hacer juicios morales, pero que te guste un hombre con pareja no deja de entrañar ciertos riesgos para tu corazón. Aún así, tú quieres conquistar a ese hombre que ya tiene pareja porque el amor no atiende a razones. Adelante.

Conquistar a un hombre que no está libre

Si ya te has convertido en una experta en el arte de la conquista, ahora es el momento de dar un paso más. Siempre se puede mejorar en esta vida y conquistar a un hombre casado o con pareja requiere una técnica de conquista más refinada que en condiciones normales. Los primeros pasos son siempre los mismos a la hora de ligar.

Debes hacerle saber a ese hombre que te gusta realmente por medio de tu lenguaje corporal, esto es, sonrisa, caída de ojos, movimiento ladeado de cabeza y roce casual. Como a cualquier mortal, a él le encantará sentirse el objeto de interés de una mujer como tú, así que bajará la guardia. Pero cuidado, porque un hombre con pareja, rara vez se olvida de ella.

El primer acercamiento a ese hombre casado o con novia será fácil. Más difícil será un acercamiento más profundo, a no ser que te hayas topado con uno de esos hombres para los que la infidelidad es relativa. En cualquier caso, a ese hombre vas a tener que conquistarle dejándole bien claro no lo que quieres, sino lo que no vas a pedirle.

Independientemente de que luego cambies de opinión,  conquistar a un hombre con pareja pasa por asegurarle que no tienes ninguna intención de causarle problemas de pareja, que solo quieres conocerle más a fondo y disfrutar el momento. Si además utilizas terminología espiritual de dos almas que se buscan pero que no se encadenan, tendrás el éxito asegurado.

Puedes leer más artículos similares a Cómo conquistar a un hombre que ya tiene pareja, en la categoría de Pareja en Diario Femenino.