Cómo pasar de San Valentín y celebrar el amor de verdad

Cualquier día del año es bueno para demostrar tu amor

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Se acerca ese día especial para cualquier relación de pareja en el que parece de obligado cumplimiento celebrar el amor. Nos referimos al día de los enamorados, a ese San Valentín en el que o derrochas romanticismo o te condenan al rincón de los escépticos del amor. Pero no es así. Tenemos algunos motivos para pasar de San Valentín y celebrar el amor de verdad con tu pareja.

Cómo pasar de San Valentín y seguir creyendo en el amor

14 de febrero. La fecha está marcada en el calendario con un corazón y es el día en el que las parejas se apuntan al romanticismo más empalagoso. En San Valentín hay que cenar juntos, una cena que incluya chocolate y fresas. Y en San Valentín hay que hacer el amor, porque es de lo que va este día, del amor.

Pero no tienes por qué convertirte en la protagonista de una película si no es tu estilo. Si no sois una pareja especialmente romántica y empalagosa no tenéis que actuar en San Valentín, porque para celebrar el amor de verdad no son necesarios los fuegos artificiales. Fuera artificio, porque es más de verdad apostar por la naturalidad.

Y la naturalidad te lleva a rechazar esa cena engalanada un día entre semana porque al día siguiente tienes que madrugar igual para ir a trabajar. Porque estás cansada de tu día a día pero eso no te impide querer tanto a tu pareja. Y porque el amor de verdad se demuestra en ese esfuerzo diario que hacéis por pasar un rato juntos cada día a pesar del estrés.

No hacen faltan bombones ni perfumes, sino mantener esa química en pareja. La complicidad de una pareja feliz que no es feliz solo el día de los enamorados, sino todos los días sin necesidad de montar el espectáculo. Y eso no os convierte en una pareja amargada o en una pareja sin amor, sino en una pareja de carne y hueso que celebra el amor a su manera.