Cómo saber si es el hombre definitivo

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Tampoco es que vayamos por la vida deseando encontrar al príncipe azul o a un amor para toda la vida. Bueno, a veces sí es lo que buscamos, especialmente los domingos por la tarde. Pero sabemos que ese hombre definitivo que nos haga pasar el resto de nuestra vida en una relación de pareja feliz es bastante escurridizo y no se deja encontrar fácilmente. Tenemos algunas pruebas para saber si es el hombre definitivo.

¿Existe el hombre definitivo?

Nuestras investigaciones avalan nuestras serias dudas acerca de la existencia del hombre definitivo. Pero hay personas que afirman haberlo visto alguna vez, aunque lamentablemente se les pasó de largo. Hay incluso quien jura y perjura que su pareja es el hombre definitivo, el verdadero amor de su vida. No es que no las creamos, es que tenemos dudas.

Lo cierto es que existen algunos hombres que reúnen las características necesarias para ser el hombre ideal, el problema es que no mantienen esas características más allá de unos meses. Por eso debemos tomarnos con precaución este término de 'hombre definitivo' y ponerle un 'de momento', no vaya a ser que venga un alien del espacio exterior y engulla sin miramientos a nuestro hombre perfecto. Que también hay casos documentados de que esto ocurre.

Pruebas reales de que él es el hombre de tu vida

Hay algunas señales que te pueden indicar si ese es el hombre definitivo. Señales que se centran en su comprensión, tolerancia, empatía y respeto. Y luego están esos detalles cotidianos como que te envíe un Whatsapp de buenas noches y otro de buenos días, algo absolutamente imprescindible si no pasáis la noche en la misma casa. Insistimos, las flores no son imprescindibles, los Whatsapps sí.

Que ese hombre te haga sentir la mujer más especial del mundo, que su mirada brille cuando te mire a los ojos y que le sea imposible reprimir una sonrisa cuando te vea son signos de que si no es él, se acerca bastante al hombre definitivo. Como también es bastante concluyente que no pueda estar mucho tiempo sin contacto físico, tocándote la cintura o con su mano en tu hombro. Atenta siempre al lenguaje corporal.

Aunque las señales más evidentes de que puede ser el hombre definitivo se ven con el paso del tiempo, cuando el enamoramiento loco ya ha pasado y él sigue considerándose afortunado de estar contigo. Y además te lo dice. Y además te lo demuestra cada día.