Cómo ser soltera y que te den igual las normas sociales

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Aún falta un tiempo hasta que finalice el reinado indiscutible de la relación de pareja como ideal de vida. El número creciente de solteros hace tambalearse esa construcción cultural de vivir en pareja, pero los solteros y, sobre todo, las solteras, también se tambalean en su camino. Nos preguntamos cómo ser soltera y que te den igual las normas sociales que imponen los demás.

Cómo sobrevivir a eventos sociales siendo soltera

Tu mejor amiga se casa y te ha invitado a la boda. Te debates entre la alegría porque tu amiga quiere compartir ese momento especial de su vida contigo y la inquietud porque sabes que eres la única de tus amigas que va a acudir al evento sin pareja. Antes de que se te pase por la cabeza alquilar un novio, deberías replantearte algunas cosas.

Acudir a algún evento social sin pareja supone tener que aguantar las mismas preguntas estúpidas una y otra vez. Esas preguntas pueden llegar a cansarte, porque se convierten en una letanía de suspicacias sobre tu felicidad, pero no deberían molestarte. Si te molestan, puede ser porque tú misma también sospechas de tu propia felicidad. Y eso no te lo puedes permitir.

No pasa nada porque acudas a la boda de tu amiga sin pareja. Tampoco vas a morirte ningún 14 de febrero o las próximas navidades. Ni siquiera te deberías despeinar en la comunión de tu prima cuando te pregunten por tu estado civil. Las normas sociales o las convenciones están para saltárselas y de ti depende sentirte en desventaja o en clara ventaja.

Porque tú tienes una ventaja sobre esas normas sociales y es que las aceptas o no según tu conveniencia, según cómo te hayas levantado ese día y según las ganas que tengas de ejercer un papel ficticio o de ser tú misma. La ventaja de ser soltera es que tú tienes todo el poder para decidir qué hacer con esas normas que imponen los demás.