El poliamor y todas sus variantes en pareja

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Reconocerlo es el primer paso, dicen. Y ya hemos reconocido hace tiempo que el concepto tradicional de relación de pareja está obsoleto y no nos sirve de gran ayuda, a juzgar por la gran cantidad de rupturas que acumulamos en nuestro historial. Por eso nos estamos fijando en el poliamor y en todas sus variantes. Es hora de ampliar horizontes.

¿Es para ti el poliamor?

Si crees que la monogamia no es viable, si ya has puesto los cuernos a todos los novios que has tenido, si tus relaciones han terminado mejor o peor, pero terminado al fin y al cabo, tal vez no estés hecha para la relación de pareja convencional. Pero cuidado, porque eso no quiere decir que estés hecha para el poliamor.

El poliamor es...doctrina, filosofía de vida, actitud, propuesta vital...escoge lo que prefieras, que permite mantener varias relaciones sentimentales al mismo tiempo. Esto te sonará de aquella vez que te enamoraste de dos hombres a la vez y te volviste loca encontrando la fórmula de conjugar ambos amores. Entonces no la encontraste, pero ahora llega el poliamor por si te vuelve a pasar.

Es para pensárselo. El poliamor te permite amar a varias personas a la vez. Tener varias relaciones a la vez, hablamos de sentimientos y de emociones. Si habláramos de sexo, eso ya sería un trío o una orgía dependiendo de cuántas personas te hayas llevado a tu poliamor. Piensa en las grandes posibilidades del poliamor. Piensa también en la cantidad de problemas de pareja que has tenido con un solo amor multiplicados por cada participante.

Variante del poliamor y qué significa en pareja

Piensa en la viabilidad del poliamor, porque no todo el mundo vale para aceptarlo. Elimina el sarcasmo con el que hemos intentado envenenarte en los párrafos anteriores y examina tu corazón para ver si tiene la suficiente generosidad como para amar a varias personas a la vez sin entrar en conflicto. Y no hablemos de ti.

Hablemos de tu pareja, una pareja que también tendrá un corazón tan grande y generoso como el tuyo en el que cabrán muchas personas más además de ti. ¿Estás preparada para algo así? Tal vez antes de iniciarse en las prácticas del poliamor conviene ir saltando las barreras una por una. Puede que el primer paso sea probar con una relación abierta donde no exista la exclusividad sexual.

Luego se puede seguir abriendo camino en territorio sexual, como esas parejas swinger que hacen del intercambio un arte. Y no te olvides de que un trío es una de las fantasías sexuales más comunes. Aconsejamos que te adentres primero en terrenos resbaladizos que rompan las convenciones sexuales porque, el poliamor, lo que transforma por completo no es el sexo sino los sentimientos. Y esos son más difíciles de moldear.

Puedes leer más artículos similares a El poliamor y todas sus variantes en pareja, en la categoría de Pareja en Diario Femenino.