Qué pasa cuando tu pareja te propone el poliamor

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

La sociedad va evolucionando y el concepto de relación de pareja tradicional se queda obsoleto ante la gran cantidad de rupturas y divorcios. ¿Qué estamos haciendo mal? Tal vez necesitamos una revisión de los conceptos de amor y de pareja. Ante esta perspectiva muchas personas apuestan por el poliamor y por eso nos preguntamos qué pasa cuando tu pareja te propone el poliamor. Problemas a la vista.

Cuando tu pareja es partidaria del poliamor

Vale que a lo mejor no sois la pareja más feliz del mundo, que tenéis vuestras desavenencias y vuestros desencuentros, pero tampoco te esperabas que en una charla sobre vuestra situación tu pareja te propusiera el poliamor. ¿Qué es exactamente el poliamor? El poliamor no es lo mismo que una relación abierta en la que existe la exclusividad sentimental, pero no la sexual.

El poliamor rompe con cualquier exclusividad y acepta la posibilidad de amar a varias personas a la vez. Si amar a una persona ya supone la mayoría de las veces un problema, amar a varias puede disparar el número de problemas de pareja. Sin embargo, quienes apuestan por el poliamor insisten en que se trata de una forma de entender el amor más honesta y más realista.

Que el poliamor sea una forma de amar más honesta y más realista no quiere decir que la sociedad esté preparada para aceptar este tipo de parejas. Y de ahí vienen la mayoría de los problemas. Aceptar el poliamor es romper con todos tus esquemas previos sobre la pareja, algo que resulta de lo más interesante pero para lo que no todo el mundo está preparado. ¿Lo estás tú?

Si alguna vez te has encontrado en la tesitura de amar a dos hombres a la vez te habrás dado cuenta de la dificultad que supone llevar ambas relaciones. Y al mismo tiempo, el poliamor se te presenta como la solución ideal para esos corazones de gran envergadura en los que cabe mucha gente. Sin embargo, aceptar la propuesta de tu pareja del poliamor pasa por una comunicación inmejorable en la relación y por tu absoluta convicción de que es la mejor opción. No te dejes convencer si no estás segura.