El karma en el amor y las relaciones de pareja

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Es lógico que estemos un poco escépticas en cuanto a las relaciones de pareja después de conocer que la pareja más estable y envidiada de Hollywood no era tan feliz como creíamos. Por su parte, todo el mundo anda pendiente de las reacciones de Jennifer Aniston ante la disolución de Brangelina y dicen que ella apunta al Karma. Recogemos el rumor y nos preguntamos si existe el Karma en las relaciones de pareja y nos ponemos a temblar por si acaso.

Cómo funciona el Karma en las relaciones de pareja

Puede que te lo hayas preguntado más de una vez. Que una vez le pusiste los cuernos a tu novio de la universidad y desde entonces todas las parejas que has tenido han practicado la infidelidad como deporte. Es cosa del Karma, ¿no? Tiene que serlo. Si revisas tu historial sentimental seguramente te encontrarás casos en los que la única explicación posible es el Karma.

Lo que pasa es que el Karma no siempre funciona en las relaciones de pareja. Ese tipo que te hizo sufrir y con el viviste una relación tóxica que te costó tanto superar ahora vive en una pareja feliz con su mujer, su casita y sus niños. ¿Cómo es posible? Tus maldiciones hacia él no hicieron el efecto deseado y el Karma parece que no se atreve a rozarle. Tranquila, su desgracia es no haber sido lo suficientemente inteligente como para tenerte en su vida.

Karma, destino o que la vida pone a todos en su sitio es una teoría de lo más extendida en los temas de amor y pareja, especialmente en los casos de desamor intenso en los que te tienes que agarrar a algo que te haga sentir mejor. Pero la realidad es que no siempre funciona. La vida no siempre te da lo que te mereces y las personas que te han hecho daño no siempre pagan por sus errores.

Sin embargo, no dejaremos de confiar en el Karma y si ese hombre que te dejó de la peor manera no está sufriendo en esta vida, lo hará en la siguiente. Probablemente se reencarne en una cucaracha a la que tu próxima reencarnación pisoteará sin ningún remordimiento. Mientras eso ocurre, lo mejor es que te olvides del Karma, de tus exnovios malvados y te pongas a planear no la venganza en tu próxima vida, sino cómo disfrutar plenamente en esta vida.